EManuel25 10 2012Contradictorias versiones circularon hoy jueves 25 de octubre sobre la muerte del destacado entrenador Emanuel Steward. Aunque en principio se anunció el fallecimiento y después se desmintió por la hermana, al final la triste realidad se abrió paso para dolor y pesar del boxeo: Steward perdió la lucha por la vida.

Reconocido como uno de los mejores adiestradores de la disciplina, Steward falleció a los 68 años víctima de una corta enfermedad en un hospital de Chicago.

Victoria Kirton, quien fuera asistente ejecutiva del “Padrino de Detroit” fue la encargada de confirmar el deceso de Steward, exaltado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 1996 y elegido como Entrenador del Año por la Asociación de Escritores de Boxeo de América en 1993 y 1997.

Medios de prensa reportaron en la mañana que el puertorriqueño Francisco Valcárcel, presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) había confirmado la lamentable noticia durante la sesión final de la XXV Convención Anual del organismo, que se efectuó en el Hotel Casino Seminole Hard Rock de Hollywood, Florida.

De acuerdo con Valcárcel, había recibido la información procedente de los hermanos ucranianos Wladimir y Vitali Klitschko, lo que propició que solicitaran un minuto de silencio, en homenaje póstumo al laureado técnico.

“Voy a extrañar nuestro tiempo juntos, las largas charlas sobre el boxeo, el mundo y la vida misma”, dijo Wladimir, el menor de los hermanos, al conocer la noticia. “Pero más que nada, voy a extrañar nuestra gran amistad. Descansa en paz Emanuel. Se te echará mucho de menos”.

Steward fue mayormente conocido por su trabajo con tres súper estrellas: el multi-campeón mundiaThomas Hearns, el ex campeón de peso pesado Lennox Lewis y el actual campeón de peso pesado Wladimir, aunque también lo hizo con os puertorriqueños Miguel Cotto y Wilfredo Benítez, el estadounidense Evander Holyfield, el mexicano-estadounidense Oscar de La Hoya y el mexicano Julio César Chávez, entre otros.

De La Hoya fue de los primeros en reaccionar a la lamentable pérdida del hombre que además de ofrecer sus conocimientos, también aportó ayuda material y consejos a decenas de púgiles.

“Me trae mucho dolor y tristeza el enterarme de la muerte de uno de los mejores y más respetados entrenadores de nuestra era, Emanuel Steward”, afirmó De La Hoya. “Aprendí mucho de él durante nuestra relación profesional y siempre estaré agradecido por su ayuda”.

Nacido en West Virginia en 1944, Steward acumuló 94 victorias y tres reveses como amateur, incluido la corona de los Guantes de Oro en 1963 en la división gallo.

En 1977 ya dedicado a la preparación de boxeadores, llevó a Thomas Hearns hacia la fama y la gloria. Tres años después tuvo en Hilmer Kenty a su primer monarca profesional, en peso ligero.

Se fue uno de los grandes. Sensible pérdida para la familia del boxeo.

Facebook Comments