klitschko piknov202012Fue como ver la magistral sinfonía de San Francisco en aquel gran concierto junto a Metallica, el jab y la potente mano derecha le permitieron a Wladimir Klitschko conseguir una gran melodía a lo largo de doce claros asaltos a favor del ucraniano premiado con una decisión unánime sobre el polaco Mariusz Wach en el O2 World Arena de Hamburgo, Alemania

En mi tarjeta no vi ganar un solo asalto a Wach, quien terminó tan desconcertado como una rata envenenada. El polaco se mostró como un boxeador monótono, sin ideas y sin punch ante un Klitschko que salió a buscar la victoria como si era el retador a la corona.

Klitschko impuso su estilo desde el mismo primer round con un jab que aterrizó toda la noche en el rostro del aspirante Mariusz. Wladimir abrió siempre con la izquierda para impactar con un recto poderoso de derecha, mismo que en el round ocho hizo flaquear a Wach, en ese mismo capitulo me puse de pie, el hermano mayor también en la esquina (Vitali), Klitschko llevó contra las cuerdas a su rival, lo sometió, pero el polaco logró sobrevivir pese la gran cuota de gasolina que había gastado el campeón mundial.

Lo mejor del discreto Wach lo vimos al finalizar la quinta vuelta cuando consiguió una andanada de golpes llevando contra las cuerdas al monarca Klitschko quien manejó con agilidad lo que parecía un huracán y que después simplemente se convirtió en una amenaza de lluvia.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments