pacmanmarquez pikdic42012¿Quién será el ganador en el Pacquiao-Márquez-4? La respuesta: ¡Todos!

El término pudiera parecer ambiguo para definir al púgil que saldrá con el brazo en alto en el pleito superwelter previsto el sábado 8 de noviembre en Las Vegas.

Pero este show mediático, denominado “Cuarto acto”, tiene como excusa “definir el mejor” entre el “Pacman” filipino y el “Dinamita” Márquez. Me incluyo entre los que no se creen el cuento, porque detrás de esas palabras conmovedoras está un torrente de billetitos verdes que se imprimen en Estados Unidos y deslumbran a los que mueven los hilos del espectáculo.

Todos, repito todos, ganan con la avalancha de $$$$ que sirven de telón de fondo al combate: promotores, entrenadores, televisoras, hoteles de Las Vegas, incluido el GMG, además de un largo etcétera que obviamente no excluye a los dos protagonistas sobre el ring.

Cifras preliminares revelan que Pacquiao ganará 15 millones de dólares por la pelea, en tanto Márquez tendrá una bolsa cercana a los diez millones. En ambos caso con el incremento del pago-por-evento.

Fuentes cercanas a las negociaciones aseguran que las ganancias del mexicano son una especie de respuesta al rechazo del puertorriqueño Miguel Cotto, quien desestimó otra revancha con Pacquiao por 7,5 milloncitos Made in USA.

Igualmente la oferta sirve como compensación a Márquez por la frustración derivada de no poder llevar la reyerta hacia territorio mexicano, donde hizo grandes esfuerzos por efectuarlo.

La real motivación que justifica este enfrentamiento viene dada en las ganancias previas. En la segunda versión en marzo de 2008 hubo ingresos netos de 20,2 millones de dólares y alrededor de 400 mil paquetes de pay-per-view u hogares vendidos.

Y en noviembre pasado, el tagalo se embolsilló 22 millones, más incremento por el aporte de los televidentes, mientras Márquez recibió ocho millones, cinco de sueldo y otros por concepto de la imagen en las casas.

Ahora las intención de los empresarios es alcanzar los 120 millones de dólares brutos por taquilla y pago por evento. Actualmente la cifra para recibir la imagen televisiva ronda los 1,4 millones de paquetes vendidos, aunque todavía distante de los 2,15 millones del Floyd Mayweather Jr.-Oscar de La Hoya en 2007, que posee el récord.

Otro aporte significativo lo ofrecerá la Arena Garden que tiene aforo para 16.800 personas y que dejará alrededor de 12 millones de dólares provenientes de las entradas. Igualmente resultaría inferior a los 18 millones de Mayweather-De La Hoya.

Pacquiao es una indiscutible atracción de taquilla y un ídolo televisivo. Lo ha demostrado a lo largo de los últimos años. Todo eso incrementado con la efervescencia que aportan los fanáticos mexicanos, convencidos de que Márquez ha sido despojado del triunfo en las tres ocasiones anteriores.

Una verdadera danza de los millones con la excusa de demostrar quién es el mejor en la cuarta pelea.

Facebook Comments