pacmanmarquqezz picdic62Dicen que segundas partes no suelen ser atractivas y, que decir de una cuarta. Pero, la pelea entre el mexicano Juan Manuel Márquez (54-6-1, 39 KOs) y el filipino Manny Pacquiao (54-4-2, 38 KOs) entra en el selecto grupo de las excepciones que suelen validar la regla, de ahí que haya creado tanto revuelo y quizás se convierta en la saga más taquillera de la historia.

Algunos fruncieron el ceño cuando se anunció la contienda. Otros se mofaron. Pero la realidad ha dejado boquiabiertos a muchos. Márquez vs Pacquiao IV, como le han bautizado los medios a esta confrontación, nació con estrella y todo parece indicar que continuará bendecida.

La primera señal llegó apenas cuatro días después de ponerse a la venta los 16 mil boletos disponibles -los precios oscilaban entre 200 y mil 400 dólares-. Entonces la empresa promotora del evento, Top Rank, anunció que solo quedaban disponibles tres mil capacidades.

Después mantuvo el norte. Y a escasas horas del comienzo de las acciones continúa con viento en popa, a toda vela y arrasando por donde pasa. Hasta la pecaminosa Las Vegas siente sus efectos y ha tenido que guiñarle un ojo por los beneficios brindados.

“Pocas veces había visto algo similar, si es que alguna”, confesó a ESPNdeportes.com Joe Belcher, guardia de seguridad del MGM Grand Garden Arena, que tuvo que trabajar más de la cuenta el martes pasado, día en que ambos protagonistas ofrecieron la conferencia de prensa previa a la pelea que se efectuará en ese propio recinto el 8 de diciembre.

El exboxeador Ernie Shavers comentó al mismo medio informativo que “seguro que la Ciudad de México está vacía, porque todos están aquí”, en franca alusión al torrente de aztecas que se movieron hasta Las Vegas para apoyar a su ídolo.

Shavers agregó que “este alboroto, en la presentación de boxeadores, sólo lo había visto cuando llegamos Muhammad Ali y yo antes de pelear en 1977”.

Nadie quiere perderse esta cuarta parte de una de las más grandes rivalidades deportivas del nuevo milenio, aderezada por las controversiales decisiones de los jueces y las declaraciones encontradas, pero respetuosas, de ambos pugilistas.

México está pendiente al más mínimo detalle. Pelea su ídolo y no deben faltar aquellos que enciendan una vela a la Virgen de Guadalupe para que le abra los caminos a Juan Manuel Márquez.

A juzgar por el interés que ha despertado el combate, se anunció recientemente que este será transmitido en directo en cines de 30 ciudades. Se confirmó que 48 salas proyectarán el duelo Pacquiao-Márquez IV.

Entretanto, a Pacman los medios deportivos y políticos de su país no le pierden ni pie pisada. Filipinas está casi paralizada para ver en acción a su diputado-deportista y quizás la personalidad más importante de la nación.

Varias celebridades tampoco están ajenas al pleito. Algunos expusieron sus criterios y otros se atrevieron a hacer predicciones. El más cauto de todos fue Mark Wahlberg, protagonista de Contrabando, que prefirió no tomar partido por uno u otro púgil y solo reveló que estaría en primera fila del MGM junto a su hijo.

La actriz y bailarina Mía de Guzmán fue más contundente en sus declaraciones. Ella no tiene dudas de que ganará Pacquiao:”él siempre gana. No hay dudas sobre eso. Siempre es el ganador”.

El rapero y promotor 50 Cents es otro que aseguró que estaría presente. Mientras el exboxeador Shane Sugar Mosley, quien peleó con Pacquiao, expresó que ” es probable que todo termine del mismo modo”. Auguró que “será una pelea excitante”.

Para Sugar el filipino tiene ligera ventaja, “pero uno nunca sabe cuando existe tanto equilibrio entre uno y otro contendiente. Otra vez los jueces tendrán un trabajo arduo y estarán en la mira de todos”.

Evander Holyfield, ex monarca de los pesos pesados, también opinó: “tienen que estar en estado de alerta”. “Es una pelea pareja y siempre han sido. “Es otra pelea dura”, concluyó.

La fiesta está lista. Y todos pendientes.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments