stevenson pikdic152012– Boxeadores cubanos aficionados vuelven a combatir sin cabeceras en 2013

– Cuba prepara estrategia para pelear contra profesionales

– Presidente AIBA visitará la isla caribeña a principios del nuevo año

¿Quien no recuerda al fallecido tricampeón olímpico Teófilo Stevenson noquear a su adversario con solidez, mayor facilidad y rapidez cuando peleaba sin el protector de cabeza en el boxeo aficionado?.

Eran tan contundentes sus golpes que acababan derrumbando como naipes a sus rivales en la lona.

Los boxeadores cubanos, reyes olímpicos hasta el 2004, se preparan nuevamente ahora para asumir los combates sin cabecera en el 2013, en momentos en que la Asociación Internacional (AIBA) está lista para lanzar nuevas modificaciones en marcada aproximación al pugilismo profesional de cara a los Olímpicos de Río de Janeiro´16.

En la AIBA soplan, sin dudas, fuertes aires de renovación desde los últimos años:

Las cabeceras de los boxeadores pasarán a los archivos el venidero año, al igual que la máquina de puntuación y la AIBA planea crear torneos como el “AIBA Pro Boxing” que dará luz verde para que los boxeadores aficionados celebren peleas profesionales sin que pierdan su estatus amateur.

Desde hace unos tres años, el presidente de la AIBA, Wu Ching-Kuo, creó de manera experimental la Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés) con participación de púgiles de varios países repartidos en varios clubes, en un intento por acercarse a lo que otros deportes como el baloncesto, el tenis, el atletismo y el voleibol, entre otros, incluyen a jugadores profesionales en los Juegos Olímpicos.

Y para ir ajustando la estrategia de cara a Río de Janeiro, Cuba ha comenzado un programa de entrenamientos con algunas variantes para readaptarse al cambio de combatir sin el protector de cabeza para hacer énfasis en la táctica de los combates.

“No nos preocupa. El boxeo cubano ha peleado, con todos los antecedentes que tenemos, sin cabecera y fueron resultados favorables, sin traumas considerables para los atletas”,dijo a una emisora local en La Habana, el presidente de la Federación Cubana de Boxeo, Alberto Puig.

“Ya estamos ajustando nuestro programa de entrenamientos porque es diferente pelear con cabecera que sin ella”, dijo el federativo a Radio Rebelde.

Pero, Cuba no cambiará su participación en la ruta de las clasificaciones para competir en los Juegos Olímpicos, aunque Puig afirmó que los púgiles cubanos “van a pelear contra profesionales (…) que lógicamente modifica nuestra táctica y nuestros entrenadores principales están evaluando, estudiando, modificando nuestra preparación para enfrentarnos a estos boxeadores”.

“Los resultados pueden ser muy favorables si nos preparamos bien. Nuestros atletas están trabajando un poco más en la fortaleza de las extremidades superiores para dar golpes más fuertes porque el sistema de puntuación es diferente”, destacó.

La entidad rectora del boxeo aficionado retomará el tradicional método de las decisiones de los combates por el criterio de los jueces y está impulsando una iniciativa para que los boxeadores escalen el cuadrilátero sin camisetas.

Además ha asegurado que medio centenar de boxeadores profesionales competirán en los Juegos de Río de Janeiro 2016.

“Definitivamente van a estar en Río”, dijo Wu, en alusión a los boxeadores profesionales. Wu tomó las riendas de la AIBA en el 2006 y en el 2013 planea su segunda visita a principios del nuevo año a Cuba.

“En Río habrá 56 boxeadores de AIBA Pro Boxing y 10 clasificados a través de las finales individuales de la WBS (Serie Mundial)”, añadió el dirigente taiwanés sin más detalles.

Wu, de 66 años, viajará a la isla invitado por el Instituto Nacional de Deportes (INDER) y su visita será “trascendental para las proyecciones del boxeo cubano y el pugilismo internacional”, dijo Puig, citado esta semana en la página web de Radio Habana Cuba.

Cuba dominó el boxeo aficionado a nivel olímpico desde los Juegos de Múnich 1972 hasta Atenas 2004, pero cedió la corona cuatro años después en Beijing 2008, donde quedó huérfana de medallas de oro, perjudicada tras las sucesivas deserciones previas e indisciplinas.

Sin embargo, el llamado “Buque Insignia “, del deporte cubano, recuperó en parte el terreno abonado durante décadas por Stevenson, Félix Savón y Angel Herrera, entre otros, al conquistar dos oros en Londres 2012 por intermedio de Robeisy Ramírez, de 52 kilogramos, y Roniel Iglesias, de 64 kgs.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments