Hairon SocarrasHairon Socarrás tiene solo 19 años. Como profesional ha disputado siete peleas, todas pactadas a cuatro asaltos, pero cinco de ellas han concluido antes del límite como prueba de que posee poder en sus puños.

Nacido en Cuba, el “Majá” llegó a Miami cuando tenía siete años y a los 18 decidió dar el salto al profesionalismo sin apenas haber disputado un combate en las filas amateurs. Y a pesar de su juventud, lo hizo por la puerta grande con un espectacular nocaut en el primer asalto el 25 de febrero de 2011 frente al estadounidense Carlos Bruno, quien el mismo día del debut dejó definitivamente el pugilismo y abandonó sus sueños de tener una exitosa carrera en el Arte de Fistiana.

En poco más de dos minutos de pelea, Socarrás golpeó con potencia y precisión al rostro y el cuerpo de Bruno. Al final dio dos fuertes derechas y remató con una zurda al rostro que envió a su rival a la lona por la cuenta definitiva. El árbitro Frank Santore Jr. requirió de inmediato la presencia del médico para auxiliar al vencido, desplomado sobre el encordado durante varios minutos.

Los especialistas que han visto pelear a Socarrás aseguran que tiene atributos de campeón: juventud, velocidad, fortaleza física y poder en ambas manos. Sus allegados le atribuyen, además, dedicación para entrenar, resistencia, responsabilidad … y mucho carisma.

Después del triunfo ante Bruno llegaron otros tres por la vía del cloroformo ante Kenneth Calvente, Anthony Fraguada y Eduardo Meléndez. Y finalizó sin decisión versus Lamar Charlton. Los cuatro combates con una diferencia de dos meses en 2011.

Después vino una disputa contractual con la promotora de Tuto Zabala Jr. que lo mantuvo alejado del encordado durante diez meses. Resuelto el aspecto legal, Socarrás firmó con Blue Wave Boxing, de Eddie Marín.

En agosto del pasado año y ya con Blue Wave Boxing, el “Majá” venció a los puntos a DeWayne Wisdom, en Miami y más reciente, el pasado 4 de enero volvió a evidenciar su “nocaut-punch” al finalizar por la vía del sueño en el tercer asalto el pleito ante Josh Bowless en Miami.

“Realmente no buscaba el nocaut, pero sí tenía en mente dar una buena demostración”, dijo Socarrás sobre la pelea que fue transmitida nacionalmente por la cadena “ESPN2”. “Mi rival es un boxeador con talento, pero era la primera pelea del año en ESPN y yo quería abrir esa puerta y pasar por ella con fuerza. Creo que no defraudé”.

Socarrás afirmó haber aprovechado al máximo los diez meses que estuvo sin combatir, entrenando y sirviéndole de sparring a Guillermo “El Chacal” Rigondeaux, campeón supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Fue maravilloso, Rigo me ayudó a perfeccionar muchas cosas y tuvo la gentileza de revelarme algunos de sus secretos”, expresó Socarrás, también de la división de 122 libras, pero con estatura y volumen corporal que en un futuro no lejano seguramente lo hará ascender hacia los plumas.

Un bisoño púgil con madera de campeón que sin dudas todavía tiene un largo camino de esfuerzos y aprendizaje por delante, pero a quien sus rivales de las 122 libras ya deben comenzar a prestarle atención …mucha atención.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments