mosley pikenero242013Si desarrolláramos un tema de honestidad y buen juicio en el boxeo, tendríamos que dedicarle un capítulo entero al actual campeón mundial welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) Paulie “Magic Man” Malignaggi, un personaje que conoce el negocio, que conoce a los boxeadores y que además tiene el don de la palabra –por eso es analista para Showtime-.

Malignaggi es esa clase de peleador con quien te gustaría hablar de muchos temas porque no se andará con miramientos ni tapujos. Él argumentará su opinión con buenas nases, sin temor a llevarse a alguien en el saco.

Su buen juicio lo ha alentado a rechazar ser estelar en abril en su natal Brooklyn, Nueva York, contra el futuro salón de la fama Shane “Sugar” Mosley. El razonamiento es simple: no se trata de dinero, se trata de lo que el público quiere ver.

Mosley ha devaluado tanto su nombre que resulta risible que reciba una nueva oportunidad de título mundial y aún más que tenga posibilidades de ganar. Y es que en realidad tiene chance de llevarse la victoria a pesar de que sigue en el boxeo por pura inercia.

Imaginen perder una pelea de campeonato contra Shane Mosley. Eso sería devastador para cualquier boxeador, porque de así ocurrir te estarías condenándose al inminente retiro.

Aquí cabe perfectamente la frase boxística de “si no le ganas a este peleador es mejor que te retires”. Así de obsoleto se ha vuelto Mosley y eso en realidad es penoso.

Malignaggi no ha subido al ring en más de cuatro años como peleador “A” (esquina roja) en un combate de corte campeonil y lo mejor es que podrá serlo frente a su público. Es por eso que prefiere enfrentarse a Marcos Maidana o a Andre Berto que al vejestorio de Shane Mosley, pues su gente merece un verdadero espectáculo.

Golden Boy entendió el mensaje de Paulie y ya trabaja en llenar la fecha del 27 de abril en una cartelera de doble impacto en la que cuatro de sus mejores cartas se enfrentarían entre sí y se manejan además de su nombre, los de Maidana, Berto y Lucas Mathysse, quien pelea este sábado.

En el otro lado de la moneda aún se encuentra Mosley, quien se rehúsa a bajar del tren, manifestando que Malignaggi le teme a pesar de ser un viejo y que si el problema es el dinero está dispuesto a cederle su parte de la bolsa que Showtime ofreció por la pelea.

“Voy a hacer dos o tres veces más dinero por mi interés anual en el banco que lo voy a hacer en esta pelea. Estoy peleando realmente por el título mundial, definitivamente no es por el dinero,” dijo Shane Mosley a Ben Thompson de FightHype y fue firme al cuestionar:

“¿Qué quieres que haga Paulie? ¿Quieres que te dé todo mi cheque? Paulie, sube al ring y pelea. Sólo firma el contrato perro, ¿Quieres que el cheque entero? no estoy ganando ningún dinero de todos modos, yo sólo quiero pelear por el título.”

Paul Malignaggi ganó $ 400 mil dólares (originalmente $ 350 mil) en su última pelea contra Pablo Cesar Cano y cuando destronó a Vyacheslav Senchenko le pagaron $ 250 mil. Si bien está muy lejos la época en la que devengó más de $ 1 millón de dólares por enfrentar a Hatton, una fuente ha informado que se le ofreció más dinero que contra Cano para que tomara el combate contra Mosley.

Así que no se trata de dinero, se trata de respeto, algo que Shane Mosley no tiene ni por sí mismo.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments