puigdelabarca pikfevrier12013Si las autoridades deportivas reciben el permiso del gobierno cubano, entonces la mayor de las Antillas podría tener una franquicia en la Serie Mundial de Boxeo de la AIBA, torneo que se efectuará por tercera ocasión en el presente año.

Según reveló Alberto Puig de la Barca, presidente de la Federación Cubana de Boxeo, la nación caribeña podría tener una franquicía propia manejada totalmente por púgiles y entrenadores de la isla.

“En caso de que Cuba decida participar en la Serie Mundial, la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) está en la mejor disposición de hacer una franquicia cubana, con boxeadores cubanos y sin pago de ningún tipo”, afirmó Puig en un intercambio con los medios.

El directivo agregó que la AIBA garantizaría el financiamiento y participación de Cuba en los diferentes eventos que se convoquen como parte de la Serie Mundial. Estas novedades surgieron a raíz de la visita de trabajo que realizó una delegación de la AIBA, encabezada por su titular, el taiwanés Ching Kuo Wu.

Puig hizo enfásis en que el federativo, que rige los destinos del organismo internacional desde 2006, no indicó plazos para dar “una respuesta sobre el tema y aseguró que tras su visita al país, las autoridades deportivas cubanas cuentan con 'todos los elementos' para adoptar una decisión”, reseñó el portal digital de la emisora Radio Habana Cuba.

El titular cubano explicó que la AIBA tiene mucho interés en la inserción de Cuba en sus nuevos proyectos, fundamentalmente por lo que representa la escuela cubana en la versión amateur del Arte de Fistiana.

La Serie Mundial es una lid que agrupa a 12 selecciones multinacionales y permite la participación de púgiles aficionados y profesionales que no hayan celebrado más de 15 peleas. En la edición de 2011 ganó el Paris United tras derrotar 6 x 4 al equipo Astana Arlans. Mientras en 2012 la gloria se la llevó el Dolce & Gabbana Milano Thunder que venció 4×1 al Dynamo Moscow.

Puig comentó que los peleadores de la preselección nacional ya comenzaron a entrenarse en base a las nuevas reglamentaciones de la AIBA: combates a cinco asaltos y sin cabeceras, y reconoció que no temen contender en la Serie Mundial (ofreció boletos para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y dará 30 para los de Rio de Janeiro 2016), pues es “muy parecida al boxeo olímpico” y su mayor diferencia es que “se pelea a cinco asaltos”.

La confirmación o no de la participación cubana deberá esperar hasta que el gobierno de Raúl Castro tome una decisión al respecto. Solo entonces se sabrá definitivamente si Cuba estará o no en la Serie Mundial de Boxeo.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments