maresrigondeaux pikmayo72013Hasta hace varios meses atrás tres nombres sonaban con fuerza en la división de las 122 libras: Nonito Donaire, Abner Mares y Guillermo Rigondeaux. Hoy el panorama es diferente, Mares navegó a las 126 libras, mientras que Nonito cedió su corona ante el cubano.

Fajas en la cintura, Rigondeaux (12-0, 8KO) no pierde las esperanzas de pelear con Mares (26-0-1, 14 KO), pero reconoce que es asunto de los promotores y son ellos quienes tienen la última palabra y sinceramente no vemos mucho interés en organizar este combate.

Si bien el cubano obtuvo un triunfo inobjetable el 13 de abril en Nueva York en el peso súper gallo contra Nonito Donaire, Mares (26-0-1, 14 KO) fue el gran ganador de la velada del pasado sábado cuando venció por nocaut en el noveno asalto al hasta ese entonces campeón de las 126 libras Daniel Ponce de León.

“Mares es un gran peleador, de eso no hay duda, y si a él le interesa pelear conmigo… pues a mí me interesa también’, expresó “Rigo” a la prensa en la ciudad estadounidense de Miami. “Creo que nuestros promotores podrían sentarse y lograr algo. Es un combate que a todo el mundo le interesaría, como mismo sucedió con Nonito. Pasó trabajo para darse, pero se dio’.

Tras tomar un merecido descanso lo más seguro es que Rigondeaux estaría de regreso entre junio y agosto en un sitio aún por determinar y entre sus posibles rivales se mencionan al campeón mexicano del Consejo Mundial (CMB) Víctor Terrazas (37–2–1, 21 KO), el titular de la Federación Internacional (FIB) el colombiano Jonathan Romero (23–0, 12 KO) y el del armenio Vic Darchinyan (38-5-1, 27 KO).

Un futuro choque con Mares, sin embargo, tomaría mucho más que buena voluntad para celebrarse y aquí también entraría a jugar el tema de que el boxeo técnico del antillano no vende entradas. En las filas aficionadas se midieron en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo en el 2003 y Rigondeaux venció por puntos 17-7 a Mares.

“En ese entonces le gané con el protector de cabeza, pero ahora sin él y con guantes más pequeños lo puedo noquear’, agregó Rigondeaux. “No me canso de repetir que aquí estoy para enfrentar a cualquier. Yo no hago miramientos ni discrimino a nadie. El que me busca me encuentra”, sentenció.

¿Tendremos el combate Rigondeaux vs Mares? Difícil … pero la esperanza es lo último que se pierde.

Comenta sobre este articulo

solution2506 Dijo:

ojala

Facebook Comments