Froch pik2mayo252013Finalmente el británico Carl “La Cobra” Froch ajustó cuentas con el danés Mikkel “Guerrrero Vikingo” Kessler, imponiéndose el día de hoy por decisión unánime, tras doce intensos rounds en los que ambos combatientes dieron todo de sí.

Hacía tres años que Froch y Kessler se habían enfrentado, ganando el segundo por decisión, lo que al día de hoy empareja los cartones y prepara el camino para un tercer enfrentamiento.

Se esperaba una guerra sin tregua y los protagonistas de la reyerta no decepcionaron al público que asistió a la O2 Arena de Londres, Inglaterra, y a los que la sintonizaron por televisión.

Los primeros tres rounds Froch sorprendió a Kessler, al intentar acabar la pelea de forma rápida, tal como lo hizo con el rumano Lucian Bute, pero el púgil danés supo aguantar los embates y a partir del cuarto asalto comenzó a nivelar la balanza.

El mejor boxeo de Kessler parecía por momentos nublar la potencia de Froch, sin embargo en el round siete llegó lo que los aficionados estaban esperando, una pelea abierta en la que los pugilistas se pararon a intercambiar golpes de forma directa.

Cada impacto llevaba la etiqueta de nocaut, pero a estos dos guerreros los tienes que matar antes de poder derribarlos. Al final de doce vueltas todavía tenían ánimos de mantenerse en conflicto, pero el segundo corte de esta rivalidad había finalizado.

Las tarjetas de los jueces fueron 115-113, 116-112 y 118-110, todas para Carl Froch. Otorgándole así los fajines mundiales súper medio de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB), que se encontraban en juego.

El último obstáculo para convertirse en el mejor peleador de la categoría se llama Andre Ward, otro de los verdugos de Froch, pero no creo que esté último tenga en sus planes saldar esa cuenta.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments