Roniel Iglesias – Domadores vs Guerreros de México, el 29 y 30 de agosto

– Cubanos se estrenan en nuevas reglas de torneo semiprofesional

– No es un problema combates a cinco asaltos: Lázaro Alvarez

LA HABANA.- La escuadra olimpica cubana de boxeo se entrena en México para los dos carteles de preparación rumbo a la Serie Mundial (WSB), un torneo semiprofesional en el cual competirán 12 equipos con enfrentamientos bilaterales desde el 15 de noviembre y que concederá 72 boletos dicrectos a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Liderada por el titular olímpico de los 69 kilos, Roniel Iglesias, los Domadores de Cuba, como se llama la franquicia, calientan músculos ya en el Distrito Federal para los carteles de los días 29 y 30 de este mes frente a los Guerreros de México, uno de los más potentes conjuntos de su serie eliminatoria.

Esta será la cuarta edición de la WSB que se disputará en dos grupos de seis franquicias cada una. En uno de los grupos aparecen los clubes de Cuba, México, Polonia, Kazajstán, Rusia y Azerbaiján, mientras en la otra serie cruzarán guantes Argentina, Estados Unidos, Argelia, Italia, Alemania y Ucrania. Las franquicias pueden estar integradas por púgiles de diferentes nacionalidades.

Además de Iglesias viajaron a México, los campeones mundiales Lázaro Alvarez (56 kgs) y Julio César la Cruz (81); el medallista de bronce olímpico en Londres 2012 Yasnier Toledo (64), y el experimentado subcampeón olímpico de Beijing 2008, Carlos Banteur (75).

El equipo cubano de 10 boxeadores se completa con el medallista de bronce mundial del 2009, José Angel Larduet (más de 91 kgs), Erislandy Savón (91), Gerardo Cervantes (52), Iván Oñate (60) y Yosbany Veitía (49 kgs).

Los cubanos pondrán a prueba sus capacidades técnicas y físicas en un certamen que incluye nuevas modificaciones en las reglas: Serán cinco asaltos de tres minutos cada uno ante andversarios que tienen experiencias en el boxeo rentado y aficionado. Además combatirán sin camisetas, sin el protector de cabeza y llevarán guantes de mayor peso desde 8 hasta 10 onzas para los púgiles de hasta 64 kilos.

Y con 12 onzas para los boxeadores de 69 hasta los más de 91 kgs.

La WSB reserva choques de ida y vuelta, así como premios en métalico individuales y para la franquicia. Cuba sostiene que su inclusión por primera vez en la WSB de este año se convertirá en un fogueo constante para sus deportistas de cara al Mundial de Kazajstán de octubre e ir abriendo el camino de la preparación con miras a los Olímpicos de Río 2016. Sus dirigentes han rechazado que Cuba retorne al boxeo rentado después de apostar al deporte amateur de la revolución de 1959.

CINCO ASALTOS NO SERAN PROBLEMA

Los Domadores confían en realizar una buena actuación en la WSB y para ello han acentuado la preparación en La Habana bajo la mirada atenta del director técnico Rolando Acebal.

“Hemos trabajado duro durante estos meses y estoy seguro de que los cinco asaltos no van a ser un problema”, dijo el campeón mundial Lázaro Alvarez, según declaraciones difundidas por el sitio www.jit.cu , del Instituto Nacional de Deportes (INDER).

Alvarez dijo desde México que espera adaptarse y dominar sin problemas las nuevas exigencias del torneo.

“Hay gran entusiasmo en el colectivo porque el tope va a ser un ensayo de la Serie Mundial”, destacó,

Luego de constantes deserciones e indisciplinas de algunos púgiles, el boxeo cubano ganó dos oros en los Juegos Olímpicos de Londres y es uno de los deportes actualmente en la isla que está bien enfocado en lo que podría hacer en Río 2016, a diferencia del atletismo y el voleibol, por ejemplo, que se están desangrando debido a deserciones y bajos rendimientos que constrastan con los oros y el prestigio que conseguieron previamente en la arena internacional.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments