Cotto Rodriguez Orlando.- Dos izquierdazos a la mandíbula en el tercer asalto bastaron al puertorriqueño Miguel Cotto para liquidar al dominicano Delvin Rodríguez en la pelea estelar de una cartelera de boxeo que acogió, el sábado 5 de octubre, la sala deportiva Amway Center de esta ciudad.

Cotto (38-4-0, 31 KO's) evidenció gran potencial en las 154 libras ante el espigado Rodríguez (28-7-3, 16 KO's) , quien no pudo aguantar el poderío del boricua, que tras dominar el asalto inicial con certeras combinaciones al cuerpo, cerró la segunda ronda con una demoledora izquierda a la cabeza que puso mal al representante de República Dominicana.

Tan contundente fue el golpe siniestro de Cotto cuando concluía el round dos, que Delvin nunca pudo recuperarse, y apenas transcurridos 18 segundos del tercer asalto una seguidilla de izquierdas a la mandíbula obligó al árbitro Frank Santore a detener las acciones y decretar el triunfo del hombre de Puerto Rico, muy superior en el enfrentamiento que puso punto final al cartel en el Amway Center.

Fue el regreso triunfal de “El Angel” Cotto, tras dos derrotas consecutivas, ante los estadounidenses Floyd Mayweather y Austin Trout, en el año 2012.

“Este es el resultado de un buen entrenamiento. Me siento muy bien”, aseguró Cotto tras conseguir su victoria sobre Delvin Rodríguez.

El boricua agradeció el apoyo de la mayoría de los aficionados presentes en el Amway Center, de Orlando, una ciudad floridana con una numerosa colonia puertorriqueña.

“Me he sentido bien y quiero que todos los presentes aquí (Amway Center) se hayan sentido bien también”, subrayó Cotto.

Sobre el próximo paso en su carrera, el puertorriqueño dijo no saber que le espera. Resaltó su regreso triunfal tras dos derrotas consecutivas, al mismo tiempo que puntualizó: “ahora voy a descansar. Voy a disfrutar de este buen momento con mi familia. Después veremos que está por venir en el futuro”.

Su entrenador, el estadounidense Freddy Roach, puso énfasis en la capacidad de Cotto para poner presión sobre su rival de este 5 de octubre.

“Hizo lo correcto. Pegó muy fuertes golpes al cuerpo, y remató con certeza a la cabeza. Un gran trabajo. Una buena victoria”, resaltó Roach.

Comenta sobre este articulo

Facebook Comments