“Mi regalo al pueblo panameño” -Con alegría incontenible y la euforia característica del triunfador, el panameño Jezreel Corrales envió un cálido saludo a sus coterráneos tras vencer por fallo dividido al local Takashi Uchiyama, horas antes de finalizar el Año Viejo, en el Gimnasio General Ota-City, de Tokio, Japón, donde hizo la primera defensa del título de súper campeón de las 130 libras, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB).

“Le cumplí mi gente. Aquí está su regalo de fin de año”, escribió Corrales minutos después del triunfo, en su cuenta personal de Twitter (@CorralesJezreel). “Dios me los bendiga en el 2017. Bless”.

Tal como vaticinaban varios expertos, y en especial los del grupo de Uchiyama, la revancha sería mucho más difícil para “El Invisible” Corrales (21-1-0, 8 KOs), quien en el pleito precedente, disputado el 27 de abril, dio la gran sorpresa al derribar al nipón en tres ocasiones en el segundo asalto, lo que obligó al árbitro estadounidense Robert Hoyle a poner fin a las acciones.

Según el especialista David Ramírez Valdés, colaborador de Zona de Boxeo en el continente asiático “fue una batalla mucho más calculada que solo por pequeños instantes tuvo el frenético ritmo del choque previo; un ajedrez boxístico que el púgil istmeño dominó con su mayor velocidad de piernas y manos, y, sobre todo, un estilo poco ortodoxo y elusivo que el noqueador asiático nunca llegó a descifrar del todo”.

Y como muestra de que “KO Dinamita” Uchiyama (24-2-1, 20 KOs) se presentó en el duelo con suficiente pólvora para vengar el fracaso anterior, en el quinto asalto conectó un corto gancho de izquierda, que hizo caer al zurdo de San Miguelito, pero el impacto no tuvo mayores consecuencias, pues el monarca “se incorporó de inmediato sin que se le vieran síntomas de aturdimiento por el impacto y la campana, que decretó el final de ese round, sonó acto seguido”, de acuerdo con la descripción de Ramírez Valdés.

En la misma crónica sobre lo ocurrido en la capital japonesa, señala que Corrales demostró tener madera para solventar algunas complicaciones en las postrimerías del pleito y aunque llegó visiblemente agotado a las postrimerías, neutralizó las arremetidas del veterano japonés con efectivos movimientos laterales y constantes agarres, que el réferi estadounidense Mark Nelson no se molestó en penalizar.

Dos jueces, el puertorriqueño César Ramos (115-112) y el belga Philippe Verbeke (117-110) se inclinaron por el visitante, en tanto el australiano Derek Milham (114-113) favoreció con su fallo al peleador anfitrión.

“Uchiyama se presentó muy bien, pero fui capaz de vencer por el excelente entrenamiento que hice”, dijo Corrales al diario Japan Times a través de un intérprete. “No estaba seguro si recibiría el fallo favorable de los jueces, pero sí estaba seguro que había hecho mi mayor esfuerzo por retener la corona”.

Consumada la estimulante y significativa victoria, Corrales comenzó a recibir, igualmente por medio de las redes sociales, el reconocimiento del máximo dirigente de la Asociación Mundial (AMB) y también del presidente de Panamá.

“Felicitaciones a Jezreel Corrales por retener su título súperpluma de la AMB”, tuiteó Gilberto J. Mendoza, presidente de esa organización, con cuartel general en la capital del Istmo.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, aprovechó el positivo resultado en territorio de la Tierra del Sol Naciente para transmitirle un saludo al monarca: “Cerramos el Año con el gran triunfo de Corrales”, precisó Varela en su cuenta de Twitter . “!Felicitaciones Campeón!”

Facebook Comments