Jornada aciaga para púgiles latinos en Japón -Con tres reveses en igual cantidad de combates, los púgiles latinos tuvieron el 20 de mayo una jornada aciaga en los cuadriláteros japoneses, donde en contrapartida brillaron los representantes locales, aunque uno fue privado del triunfo por mala evaluación de los jueces.

Los mexicanos Juan Hernández Navarrete y Ganigan López, así como el puertorriqueño Angel Acosta fueron superados por los nipones Daigo Higa, Ken Shiro y Kosei Tanaka, respectivamente, mientras Ryota Murata cayó injustamente víctima de la ceguera arbitral, que favoreció al camerunés radicado en Francia Hassan N´Dam N´Jikam.

“Churritos” Hernández (34-3-0, 25 KOs) resultó el más mal parado de todos. Viajó a la tierra del Sol Naciente con la etiqueta de monarca mosca del Consejo Mundial (CMB) y un día antes del enfrentamiento perdió el cetro en la báscula, por lo que la faja estaba vacante y solo a disposición de Higa, un jovencito de 21 años, que ha deslumbrado en el campo rentado por la fuerza de su pegada.

Desgastado por el esfuerzo para cumplir con las 112 libras, Hernández, de 30 años, se presentó débil, con lo cual fue derribado en cinco ocasiones por los puños de Higa (13-0-0, 13), antes que el árbitro Vic Drakulic pusiera fin al desigual pleito.

En el mismo escenario del Ariake Coliseo, “Maravilla” López (28-7-0, 17 KOs) perdió fallo mayoritario frente a Shiro (10-0-0, 5 KOs) en lo que significaba la segunda exposición del cetro minimosca del Consejo Mundial.

Aunque se empleó a fondo en los asaltos finales, el esfuerzo no resultó suficiente para inclinar la balanza a su favor, pues dos jueces votaron con idéntico 115-113 hacia el local, en tanto el otro decretó empate a 114.

La nota discordante de la velada, recayó en los oficiales que premiaron al camerunés Hassan N´Dam N´Jikam con el título mundial vacante de la Asociación Mundial (AMB), en el combate estelar disputado en la división mediana.

Según los presentes, Murata llevó la mejor parte en los intercambios, con impactos más sólidos, que pusieron en aprietos en varias ocasiones al radicado en Francia. Como botón de muestra, Hassan fue a la lona en el cuarto episodio, al recibir una derecha recta al rostro.

Pero dos de los jueces no tuvieron la misma impresión que los fanáticos y mostraron su boleta con puntuaciones de 116-111 (Gustavo Padilla) y 115-112 (Hubert Earle) al visitante, mientras el tercer oficial (Raúl Caíz Sr.), más ajustado a lo que aconteció sobre el ring, respaldó al anfitrión 117-110.

El resultado provocó una reacción histórica e inusitada de la AMB, que a través de un comunicado ofreció disculpas por las protestas y ordenó una revancha inmediata entre ambos púgiles.

En la ciudad de Nagoya, el japonés Kosei Tanaka (9-0-0, 5 KOs) venció unánime al boricua “Tito” Acosta (16-1-0, 16KOs), que además de perder el invicto, también vio detenerse su racha de anestesiados en forma consecutiva.

Tanaka, de 21 años, defendió con éxito el cinturón minimosca de la Organización Mundial (OMB), que había alcanzado en su presentación anterior ante el mexicano Moisés “Moi” Fuentes, en la ciudad nipona de Gifu.

Para que no existieran dudas de su superioridad, Tanaka derribó a Acosta, de 26 años, en el quinto capítulo, cuando le propinó par de derechas consecutivas, que provocaron un estruendo por parte del público en respaldo a su representante.

Jornada aciaga para púgiles latinos en Japón

Facebook Comments