“Cañita” Mendoza a prueba de fuego ante “Tecuala” Argumedo -El colombiano Gabriel Mendoza es consciente que todos piensan debe ocurrir un milagro para pueda derrotar al monarca mundial José Argumedo, el 27 de mayo, en Tepic, Nayarit, México, donde estará en juego la faja de peso Mínimo de la Federación Internacional (FIB), en poder de su rival.

Pero “Cañita” Mendoza (28-4-2, 23 KOs) no teme a esta complicada prueba de fuego, máxime cuando sabe que a sus 37 años, está muy cerca el ocaso de su carrera en el Arte de Fistiana.

“Digan lo que digan, esta segunda oportunidad de convertirme en campeón mundial no la voy a desaprovechar, dijo Mendoza, quien también es soldado profesional. “No lo subestimo, pero tampoco le temo, (porque) me he preparado muy bien”.

Oriundo de la ciudad de Tierralta, Mendoza viene de un triunfo unánime ante su coterráneo Víctor Berrío, un peleador de escasa experiencia, el 9 de diciembre del pasado año, en la ciudad de Montería, donde reside.

“Sé que es un combate muy difícil y que Argumedo tendrá el apoyo absoluto de su público, pero estoy convencido que puedo dar una sorpresa”, aseguró Mendoza.

En su más reciente enfrentamiento,“Tecuala” Argumedo (19-3-1, 11 KOs) se impuso en tres asaltos al también colombiano José A. Jiménez, el 12 de noviembre del pasado año, en San Luis, Potosí, en la segunda defensa del cinturón que arrebató al japonés Katsunari Takayama en diciembre de 2015.

Boxeador casi por accidente –antes fue panadero y taquero-, Argumedo reconoce que no será fácil la pelea ante “Canita” Mendoza (28-4-2, 23 KOs), porque posee una gran pegada y existe una gran rivalidad entre mexicanos y colombianos.

“Esta pelea es importante, porque de ganarla podría enfrentar nuevamente a Takayama, expresó Argumedo, quien se impuso al nipón en nueve asaltos, el último día de 2015, en la ciudad de Osaka.

Fue preciso detener el pleito, pues el asiático tenía dos peligrosas heridas en los párpados. Entonces la votación de dos de los jueces fue a la cuenta de Argumedo, en tanto el otro se inclinó por el boxeador local.

“Ahora Takayama es campeón de la OMB y espero que hagamos una pelea unificatoria en los momentos que la agenda de ambos lo permita”, explicó Argumedo y dando por sentado que saldrá victorioso frente a Mendoza. “Definitivamente creo que puedo ser el mejor de la división y voy a demostrarlo en mi próximo combate y más tarde cuando enfrente a Takayama”.

Ocho meses después del fracaso ante Argumedo, el nipón Takayama se impuso en seis asaltos a su coterráneo Riku Kano, en la disputa por la faja vacante de la OMB, en las 105 libras.

Facebook Comments