Verón supera a Velázquez y continúa recuperando terreno – Un intenso fin de semana de acción pugilística en Argentina tuvo como resultado una serie de actuaciones descollantes en las respectivas carreras de algunos de los más prometedores púgiles jóvenes del país.

El sábado 24 de julio, en el Club Social y Cultural El Cruce de Los Polvorines, el campeón latino welter de la Organización de Boxeo (OMB) y latino plata del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) Adrián “Chucky” Verón doblegó al ex campeón argentino Víctor Velázquez en un amplio fallo unánime en combate pactado a diez asaltos en el peso welter.
Video de la pelea (Compartido de Youtbe)

Verón (21-1, 13 KO) dominó con comodidad el combate hasta el quinto asalto, donde comenzó a mermar su actividad por lo que luego se supo fue una lesión en su mano izquierda. Aún así, Verón se lució con su usual velocidad de manos y piernas y su amplísimo repertorio de golpes, en una actuación que pide a gritos pruebas más duras ante rivales más encumbrados.

Incluso con su mano lesionada, Verón logró derribar a Velázquez (17-9, 13 KO) en el último asalto, completando un dominio total del cuadrilátero y un control total de las acciones.

Las tarjetas de los jueces fueron elocuentes a la hora de reflejar el dominio de Verón, con guarismos de 99-91, 98-91 y 99-90 todos a favor del oriundo de la patagónica provincia de Santa Cruz.

Verón supera a Velázquez y sigue su racha de invicto

(Foto; Ramón Cairo – Argentina Boxing Promotions)

Previamente, el fajador welter entrerriano Daniel Aquino (16-2, 12 KO) fulminó al también noqueador y siempre peligroso Juan Carlos “Mano de Piedra” Pedrozo (12-10, 10 KO), por nocaut técnico el primer asalto, luego de anotar dos jabs seguidos de un violento cruzado que enviaron al nativo de Misiones a las lonas por el conteo completo.

Antes de eso, en un choque en la categoría semipesado, el tucumano Facundo Galovar (6-2-1, 4 KO), noqueó a Damián García (4-3, 2 KO), por nocaut técnico en el tercer round, luego de enviarlo dos veces a la lona en el segundo con sendos cross diestros al mentón y una vez más en el tercero para liquidar el pleito.

Chaves y Zárate no dejaron dudas en Quilmes

Otra noche de boxeo, esta vez el viernes 23 en el estadio El Porvenir de Quilmes, trajo dos victorias importantes para dos boxeadores que se cuentan entre los más cotizados de la actual cantera argentina.

En el pleito de fondo, el invicto welter junior Brian Cháves (10-0, 3 KO), hermano de Diego y heredero del mismo boxeo aguerrido y poco especulativo de su padre y su tío Ismael, aplastó con claridad en apenas dos rounds a Claudio Esperante (6-8-3), en un intenso pero desparejo choque entre zurdos.

Cháves dominó desde el inicio con su buen jab diestro y su agresividad, poniendo a Esperante en problemas desde el inicio y conectando a voluntad. Ya en el segundo asalto, Cháves subió la intensidad de su ataque y logró abrir heridas en ambos párpados de su oponente, alentando al réferi Carlos Gómez a consultar con la médica de ringside y junto a ella decretar el final del combate justo hacia el final del asalto.

En el intenso pleito de semifondo, el formoseño y ex miembro del seleccionado nacional Junior Leandro Zárate (7-1-0, 3 KO sin contar su paso por los Cóndores, donde sumó cuatro victorias y tres caídas) derrotó por amplio fallo unánime a Ricardo Ibarra (3-4-0) en una actuación en la que el eventual ganador fue de menos a más, dominando claramente los asaltos finales para alzarse con tarjetas de 60-54, 58-56 y 59-55.

Luciendo un boxeo más completo y agresivo, y más vistoso para el profesionalismo, luego de pasarse a la escuadra de Alberto Zacarías, Zárate dio muestras de haber dejado atrás su dolorosa derrota para posicionarse en camino a mayores desafíos.

Se recupera Peralta

Luego de haber pasado dos días en coma inducido y ser llevado a la sala de terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de la ciudad de Rosario tras caer ante Elías Araujo en Arroyo Seco, finalmente Saúl “Indio” Peralta pasó a sala común durante esta pasada semana para completar su recuperación, que se espera sea completa aunque con secuelas que tomará algún tiempo determinar con exactitud.

Peralta sufrió un duro nocaut a manos de Araujo y colapsó tras el combate, para ser llevado al hospital donde se le diagnosticó una inflamación cerebral producto de los golpes. Su alentadora recuperación trajo alivio a su rival y a sus seguidores por igual, quienes volcaron su solidaridad con el púgil santafesino en las redes sociales durante toda la semana.

Facebook Comments