El Gitano Fury y PacMan Pacquiao difieren en pelea Mayweather-McGregor -Se desconoce si el británico Tyson Fury atravesaba una crisis maniaco-depresiva o estaba bajo la influencia de alguna sustancia prohibida, pero el ex campeón mundial de los pesos pesados aseguró con total convicción que el irlandés Cono McGregor noqueará al estadounidense Floyd Mayweather en el primer asalto, cuando ambos choquen el 26 de agosto, en Las Vegas.

“Para ser honesto, pienso que McGregor lo pondrá fuera de combate en los primeros 35 segundos tal como hizo con José Aldo”, dijo “El Rey Gitano” Fury, quien se adueñó de las coronas de la máxima división, al imponerse unánime al ucraniano Wladimir Klitschko, el 28 de noviembre de 2015, en Alemania, pero posteriormente fue despojado del título de la Federación Internacional (FIB) debido a que no podía enfrentar al retador obligatorio, el ruso Vyacheslav “El Zar” Glazkov, primero en la clasificación, por una cláusula de su contrato con Klitschko, que establece la revancha.

Fury se refirió al KO de McGregor a los 13 segundos del round de apertura ante el brasileño Da Silva, quien perdió la faja pluma de la UFC (Ultimate Fighting Championship), una modalidad de Artes Marciales Mixtas (MMA), en combate disputado el 12 de diciembre, de 2015, en la llamada Ciudad del Pecado.

También el controversial Fury transitó por cauces tormentosos al revelar el diario sensacionalista inglés Daily Mirror, que el gigante de 6 pies y nueve pulgadas de estatura había dado positivo a nandrolona, en una muestra tomada en 2015, antes de la pelea contra Klitschko.

Reiteradas excusas para no combatir, alegando lesiones y enfermedades, obligaron igualmente a despojar a Fury (25-0-0, 18 KOs) de los cinturones de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), que arrebató a Klitschko.

“(Que McGregor noquee a Mayweather) será realmente grandioso para la gente del boxeo”, afirmó eufórico Fury, un criterio alejado de las apuestas, que dan amplio favorito al astro de Grand Rapids, Michigan, invicto en 49 pleitos al momento de su retiro temporal.

Y en ese grupo que disiente de la opinión del “Cantante de Manchester” Fury está el múltiple campeón filipino Manny Pacquiao, víctima de Mayweather Jr., el 2 de mayo de 2015, en Las Vegas, donde ambos disputaron un combate que dejó cifras superiores a los $ 600 millones en ganancias, pero en el plano puramente deportivo resultó un fraude monumental para los seguidores del boxeo.

“Puedo decir que Mayweather ganará porque el pleito será en boxeo, no en artes marciales mixtas”, dijo Pacquiao a reporteros en Brisbane, donde expondrá su corona welter de la Organización Mundial (OMB) frente al local Jeff “El Avispón” Horn, el 1 de julio, en el Suncorp Estadio, de esa ciudad australiana.

Con dos victorias seguidas después del fracaso unánime ante “MoneyMan” Mayweather, el zurdo tagalo precisó que la ventaja favorece al norteño ante McGregor, pues este último “no se sentirá cómodo en el boxeo”, algo que su rival domina a la perfección, aunque en su contra tendrá una ausencia competitiva de casi dos años, pues no cruza guantes oficialmente desde septiembre de 2015, cuando derrotó cómodamente al también estadounidense Andre Berto.

Pacquiao, de 38 años, igualmente difiere de algunos expertos que han catalogado la reyerta McGregor-Mayweather como un “circo” o una “mancha negra” para el pugilismo, con el único objetivo de recaudar dinero, porque en su opinión “no será una pelea aburrida” si los dos buscan el triunfo.

Facebook Comments