Charlo vs Heiland en revoltijo de los medianos -El gemelo estadounidense Jermall Charlo enfrentará al argentino Jorge Sebastián Heiland, el 29 de julio, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde Mikey García expondrá la faja ligera del Consejo Mundial (CMB) ante el también norteño Adrien Broner, en el combate estelar de la velada.

Con dificultdes para cumplir con el peso, el imbatido Charlo (25-0-0, 19 KOs) decidió rescindir la faja súper welter (154 libras) de la Federación Internacional (FIB) e incursionar en las 160 libras, que exhibe un panorama complejo de cara al futuro, principalmente con el trascendental duelo entre el kazajo Gennady Golovkin y el retador mexicano Saúl Alvarez, señalado el 16 de septiembre en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Por obra y gracia de los “libretazos” que imperan en las organizaciones boxísticas, Charlo ha sido ubicado en el segundo puesto de la clasificación del Consejo Mundial (CMB) sin haber efectuado ni un solo pleito en las 160 libras.

De ahí que se haya ordenado la pelea entre Charlo y Heiland (29-4-2, 16 KOs), primero en el ranking, en tanto han quedado relegados otros medianos “puros” como el japonés Ryota Murata, el estadounidense Daniel Jacobs, el ucraniano Sergey Derevyanchenko y el también estadounidense Immanuwel Aleem, ocupantes de las plazas del tercero al séptimo, entre otros.

Sancionada la pelea con el cartelito de “eliminatoria”, el vencedor tendrá, al menos en teoría, el derecho a enfrentar al que salga con el brazo en alto entre “GGG” Golovkin (37-0-0, 33 KOs), dueño también de los cinturones de la Asociación Mundial (AMB) y la Federación Internacional (FIB), y “Canelo” Alvarez (49-1-1, 34 KOs).

Pero tanto Golovkin, de 35 años, como Alvarez, de 26, apuntan hacia otros objetivos, aunque este último ha rechazado (aún sin conseguirlo) el cetro que confiere el CMB por diferencias con los directivos de esa entidad, en particular con el presidente e igualmente mexicano Mauricio Sulaimán.

Golovkin, por su parte, ha dejado entrever la posibilidad de emigrar hacia las 168 libras (súper mediano), aunque tampoco hay evidencias o declaraciones recientes de que aceptaría la reyerta ante Charlo o Heiland, caso que permanezca en la actual categoría.

“He estado entrenando desde finales de enero para prepararme para el ascenso al peso mediano”, dijo Charlo. “Me siento más fuerte, me siento más inteligente y en general, me siento mejor. Heiland es un peleador duro y sé que planea traer su mejor boxeo. El está tan hambriento como yo”.

Zurdo, con poderosos puños, “El Gaucho de Pigüé” Heiland suma ocho victorias consecutivas, siete por la vía del sueño, desde su fracaso ante su compatriota Mateo Damián Verón hace cuatro años. Precisamente, el más reciente triunfo de Heiland fue por nocaut en ocho asaltos ante Verón, en el cuarto compromiso entre ambos, efectuado el pasado 21 de abril, en Buenos Aires, capital argentina.

“Estoy emocionado de pelear contra un gran boxeador como Jermall Charlo”, dijo Heiland. “He esperado mucho tiempo por una oportunidad como ésta, así que voy a darlo todo en el ring. Soy audaz y prometo que este combate será una guerra total, porque mi carrera y mi vida están en juego”.

Facebook Comments