Argumedo e Hiroto Kyoguchi afirman que van por KO -Una guerra de resultados imprevisibles entre el monarca mundial José Argumedo y el joven retador japonés Hiroto Kyoguchi se vislumbra el próximo domingo, en el Gimnasio General Ota-City, de Tokio, la capital nipona, donde el azteca efectuará la cuarta defensa del cinturón de peso mínimo, correspondiente a la Federación Internacional (FIB).

Como preámbulo de lo que ocurrirá en la Tierra del Sol Naciente, ambos aseguran que el triunfo les sonreirá por la vía del cloroformo, lo que presagia una gran batalla que disfrutará el público asistente, en la disputa por la corona de las 105 libras.

Con 28 años, “Tecuala” Argumedo (20-3-1, 12 KOs) representa la experiencia ante el bisoño Kyogushi (7-0-0, 6 KOs), de 23 años y solo siete pleitos profesionales, en tanto durante su recorrido por el mundillo amateur finalizó con 52 triunfos y 14 fracasos.

Instalado en la sede desde hace varios días para ajustarse a la diferencia horaria y a las características ambientales, Argumedo aseguró que fue un acierto el traslado anticipado a territorio asiático, pues “ya estamos bien adaptados al clima, al horario y ya nada más estamos tres libras arriba del peso, que no debe ser problema (para cumplir con el límite de 105 libras)”.

En declaraciones que reportó ESPNDeportes, Argumedo dijo que “espero una guerra, como han sido siempre las peleas entre mexicanos y japoneses, pero sabemos lo que hay que hacer para ganar y desde el arranque vamos a ir por el nocaut”.

Dos meses atrás, Argumedo aniquiló en el octavo asalto al colombiano Gabriel “El Cañita” Mendoza, en la ciudad de Monterrey, en el norte de México, donde el sudamericano resistió con estoicismo todo el vendaval que le vino encima, pero no pudo impedir que el azteca retuviera el cetro también conocido como Paja.

Un profundo corte sobre el ojo izquierdo, obligó al tercer hombre sobre el cuadrilátero a solicitar la evaluación del galeno, quien sugirió finalizar la reyerta, cuando habían transcurridos 48 segundos del octavo episodio.

“La idea es ir por el nocaut, porque si no noqueo a mi retador allá se van a quedar con el campeonato”, explicó Argumedo, lanzando una nebulosa sobre la actuación de los tres jueces encargados de evaluar el combate.

Argumedo arrebató la faja al también nipón Katsunari Takayama, el 31 de diciembre de 2015, en Osaka, lugar de nacimiento de Kyoguchi, ahora radicado en Tokio, la principal urbe de Japón.

Con la osadía propia de la juventud, Kyoguchi expresó que no lo intimida la trayectoria del azteca y que está convencido el domingo será el nuevo campeón de la Federación Internacional.

“Estoy convencido que voy a ganar esa pelea porque ella cambiará mi vida”, señaló Kyoguchi a la revista The Ring Magazine a través de un traductor. “Argumedo tiene una mente fuerte como boxeador, posee buena pegada y buena resistencia, pero creo que su debilidad radica en los golpes al cuerpo”.

En su debut en el boxeo de paga, Kyoguchi noqueó en el segundo asalto al tailandés Narathip Sungsut, el 17 de abril del pasado año, en la ciudad de Osaka. Un año más tarde, doblegó unánime al zurdo filipino Jonathan Refugio, el pasado 25 de abril, en el estadio Korakuén, donde hizo la primera defensa del cinturón de la OPBF (Federación de Boxeo de Asia y el Pacífico).

“Observé por televisión la pelea en la que Argumedo ganó el título (versus Takayama)”, añadió Kyoguchi. “Y recuerdo que sentí que yo podría enfrentarlo en el futuro cuando me convirtiera en profesional. También tuve la impresión, que todavía mantengo, que soy capaz de derrotarlo y lo haré por nocaut”.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments