Mikey García juega a la ruleta rusa ante Adrien Broner -Aunque Mikey García es un boxeador de gran talento, como lo demuestran sus tres coronas mundiales en divisiones diferentes, cometió un desliz de imprevisibles consecuencias, al convenir en pelear contra el también estadounidense Adrien Broner, un complicado rival que podría despeñar su carrera por un profundo abismo.

Al aceptar el reto del no menos habilidoso Broner -y hacerlo en la división súpermediana , en la que nunca ha competido- García (36-0-0, 30 KOs) se arriesga excesivamente y lo hace al estilo del mortal juego de la ruleta rusa, en el que Broner sería el revólver en la sién de su rival.

Se asegura detrás de bambalinas, que ante la imposibilidad de confrontar con alguien de su estatura boxística, García aceptó el jugoso ofrecimiento monetario que le reporta el duelo ante Broner 33-2-0, 24 KOs), señalado el 29 de julio, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, en el que estarán envueltos dos púgiles de indiscutibles cualidades, que por su trayectoria y estilos deben ofrecer ofrecer un interesante combate.

Igualmente, y al margen del resultado, García regresará a las 135 libras, donde posee el cinturón del Consejo Mundial (CMB), que arrebató al montenegrino Dejan “Dinamita” Zlaticanin, el 28 de enero último, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde el europeo hizo la primera defensa del título.

“Me ofrecieron la pelea y la acepté, después regreso a 135 libras”, afirmó García a ESPNDeportes, sin revelar el móvil que lo indujo a tomar una decisión tan arriesgada, como lo es cruzar guantes con Broner, ex monarca en cuatro divisiones y dueño de una enrevesado estilo que puede obstaculizar el objetivo de de García, de mantener inmaculado su récord profesional.

Es incuestionable que después de dos años sin pelear, García está urgido de incrementar su cuenta bancaria y de ahí que se haya inclinado por los beneficios del enfrentamiento, sin profundizar en toda la magnitud del riesgo ante un adversario que intentará salvar presente y el futuro a cualquier costo.

Relegado de las carteleras de lujo –por sus problemas dentro y fuera del encordado-, Broner, sin embargo, no deja de ser un adversario peligroso, muy peligroso, que además ha competido en categorías superiores frente a oponentes de mayor tonelaje, lo cual le ofrece cierta ventaja ante el inferior volumen corporal de García.

La reyerta también resulta de enorme exigencia para Broner y no solo en el aspecto competitivo, sino a la hora de cumplir con la báscula, el rival al que se enfrenta desde hace muchas jornadas durante la preparación.

En su más reciente ascenso al ring, Broner se impuso por fallo dividido al estadounidense Adrián “El Tigre” Granados, el 18 de febrero, en Cincinnati, Ohio, donde compitieron en la división welter (147 libras).

Pero ocho meses antes, Broner no hizo el peso ante el inglés Ashley Theophane, el 1 de abril de 2016, cuando buscaba el cinturón vacante súperligero (140) de la Asociación Mundial (AMB), en Washington, capital estadounidense.

“Me siento listo para pelear y para demostrarle al mundo que sigo siendo un animal hambriento”, dijo a través de una teleconferencia. “Abandoné mi estilo de vida derrochador para este campamento y ahora solo se trata de hacer lo que corresponde en el boxeo. Sé lo que tengo que hacer y eso es ser el mejor Adrien Broner que pueda”.

Si realmente Broner ha recapacitado, entrenó con responsabilidad y puede hacer el peso, será un difícil adversario para García, quien podría lamentarse de haber aceptado ese exigente enfrentamiento.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Mikey García juega a la ruleta rusa ante Adrien Broner

Lea también: Garcia y Broner: una pelea complicada por corona de Diamante

Facebook Comments