¿Se enfrentarán Vasyl Lomachenko y Mikey García? -Para los ambiciosos planes del ucraniano Vasyl Lomachenko, el colombiano Miguel Marriaga es algo parecido a un fantasma, un ser intangible, que representa un escaso riesgo en la pelea señalada el 5 de agosto, en Los Angeles, California, donde el europeo expondrá por tercera ocasión la faja súper pluma de la Organización Mundial (OMB).

Respaldado por su mejor boxeo, e igualmente por el abrumador favoritismo que le otorgan las apuestas, existen pocas dudas de la victoria de “Hi-Tech” Lomachenko (8-1-0, 5 KOs) ante el “El Escorpión” Marriaga (29-5-2, 21 KOs), quien no merecía ser el adversario del astro ucraniano, doble monarca mundial amateur (Milán-2009 y Bakú-2011) e igualmente con par de coronas olímpicas, en Beijing-2008 y Londres-2012.

De ahí, que Lomachenko en los días y horas previas al minimizado duelo ante Marriaga se enfrasque en comentarios sobre sus potenciales oponentes y su ambición de convertirse en el mejor púgil sin distinción de peso.

“Mi meta como profesional es ser reconocido como el mejor peleador libra por libra del mundo”, dijo el zurdo Lomachenko tras concluir una sesión, que fue abierta a los medios. “Para hacer eso tengo que derrotar a Marriaga y luego doblegar a los campeones que quieran enfrentarme y unificar los títulos”.

En la mira de Lomachenko se encuentra el estadounidense Mikey García, reciente victimario por fallo unánime de su coterráneo Adrien “El Problema” Broner, el 29 de julio, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. Aunque en la práctica parece un pleito difícil de realizar.

Invicto en 37 combates, con 30 KOs, García enfrentó a Broner en la división de 140 libras, aunque en su poder aparecen tres cinturones mundiales, en 126 (pluma), 130 (súperpluma) y el ligero (135) del Consejo Mundial, esta última conquistada el 28 de enero, al aplicar el cloroformo en el tercer asalto, al montenegrino Dejan “Dinamita” Zlaticanin, en el lujoso hotel MGM Grand, de Las Vegas.

Al referirse al triunfo de García ante Broner, el kazajo radicado en Oxnard, California, subestimo la actuación de Mikey, señalando que no lo había impresionado en modo alguno, que no es un peleador de “clase-A” y que se impuso sin un desempeño sobresaliente.

“Vi el combate”, expresó Lomachenko a través de un traductor. “Su entrenador (Robert García) mencionó que es un boxeador de clase A, pero no observé durante la pelea dónde estaba ese nivel. Sí, venció haciendo solo lo que necesitaba para ganar. Casi me duermo”.

Robert García, entrenador y hermano de Mikey, respondió que Lomachenko nunca enfrentará a su discípulo, porque carece de estatura y volumen corporal y, además, el promotor Bob Arum, máximo directivo de Top Rank, jamás lo permitirá.

“Su manager (Egis Klimas) siempre me llama y me dice que debemos comenzar a promover esa pelea”, dijo Robert Garcia a BoxingScene.com. “Pero definitivamente no lo van a hacer, porque saben que Lomachenko es demasiado pequeño para Mikey”.

García señaló que si existiera el acuerdo, ambos boxeadores tiene suficiente tiempo de recuperación para enfrentarse a finales de año, pues Mikey derrotó a Broner en los últimos días de julio y Lomachenko lo hará a inicios de agosto.

“Reconozco que Lomachenko tiene habilidades y es un gran guerrero, pero Top Rank no permitirá que tome ese gran riesgo que es pelear contra Mikey”, aseguró García. “Por tanto, debemos descartar al ucraniano y buscar una unificación con el venezolano Jorge Linares” (dueño de la faja pluma de la Asociación Mundial).

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Lea también: García hace válidos los pronósticos y domina a Broner

Facebook Comments