“Zurdo” Ramírez y Jesse Hart pronostican guerra con final anticipado -Un aspecto es coincidente en el careo verbal que han sostenido públicamente el mexicano Gilberto Ramírez, monarca súpermediano de la Organización Mundial (OMB), y el retador estadounidense Jesse Hart: los dos están convencidos que efectuarán un explosivo combate que no llegará al límite de 12 asaltos, el 22 de septiembre en la Tucson Arena, de Arizona.

Optimista por la preparación realizada para esta confrontación, “Zurdo” Ramírez (35-0-0, 24 KOs) conoce que debe exhibir el más alto nivel competitivo frente a “Hard Work” Hart (22-0-0, 18 KOs), igualmente imbatido y con formidable potencia en los puños, como evidencian los ocho anestesiados en los últimos nueve enfrentamientos.

“Pelear contra oponentes de esta magnitud es lo que nosotros siempre hemos querido”, dijo Ramírez a BoxingScene.com. “Quiero darle a los fanáticos esos combates frente a los mejores y en el plano personal considero es la única forma de convertirme en un sólido campeón”.

Expresó Ramírez que él y su equipo desde hace mucho tiempo observan en detalles el desempeño boxístico de Hart, quien también es promovido por la empresa Top Rank.

“Sabíamos que esto (la pelea) iba a suceder, porque nosotros lo hemos estado pidiendo desde hace mucho tiempo, aunque por alguna razón no se había materializado”, precisó Ramírez. “El es un joven peleador, tiene un buen record, ambos somos altos, tenemos hambre por la victoria y será un combate explosivo”.

Ramírez exhibe cinco victorias sucesivas por la vía arbitral, la más reciente ante el ucraniano Max Bursak, el 22 de abril pasado, en el StubHub Center, de Carson, California, que significó la primera defensa del cinturón de la OMB.

La faja de las 168 libras la conquistó igualmente por unanimidad frente el armeno-alemán Arthur “El Rey Arturo” Abraham, el 9 de abril del pasado año, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde el europeo sometía el título a prueba por sexta ocasión.

Convertido en el primer mexicano en obtener una corona en las 168 libras, Ramírez tuvo que estar un año fuera de los encordados al ser intervenido quirúrgicamente para repararle una lesión en un nudillo de la mano izquierda.

“Ya Gilberto se quitó el óxido que tenía, agarró el ritmo (frente a Bursak) y se encuentra en un buen momento de su carrera, de mucha madurez”, aseguró Jesús Zápari, co-promotor de Ramírez. “Es una pelea muy importante, y de ganarle a Hart, como todos esperamos, tendrá mejores oportunidades”.

El nacido en Mazatlán, Sinaloa afirmó que “conocemos que Hart es un púgil que combate desde fuera, no boxea en la corta distancia y mayormente se dedica a correr. Pero ya tenemos un plan para neutralizarlo. Y estoy seguro no podrá correr”.

Al conocer los comentarios de su rival, Hart respondió que hará todo lo que esté a su alcance para llevarse la victoria: “Si desea pelear zapatilla con zapatilla, lo haré. Y si desea boxear desde lejos, pues también lo haré. De cualquier forma, ellos saben que no pueden ganar”.

Con 28 años y oriundo de Filadelfia, Hart suma dos triunfos por la vía rápida, el último ante el mexicano Alan “Amenaza” Campa, el 8 de abril pasado, en el MGM National Harbor, de Oxon Hill, un suburbio del estado de Maryland.

“Su defensa no es mejor que la mía y realmente él no tiene poder en sus puños”, añadió Hart. “Aunque es el campeón, no creo que sea una gran amenaza, porque no noquea a alguien desde 2014. Sabe que no puede lastimarme y también sus entrenadores conocen que el poder real está en mis puños. Habrá guerra como ellos quieren”.

Vea también: “Junito” Cotto en ¿la despedida? ante “El Maestrito” Kamegai

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments