“¡It´s on!”: Lomachenko frente a Rigondeaux -Parecía que nunca sabríamos quién es mejor entre el ucraniano Vasil Lomachenko y el también zurdo cubano Guillermo Rigondeaux, pero finalmente el exquisito manjar se concretó gracias a la presión de los fanáticos y la disposición del púgil europeo: “It´s on”, señaló la compañía Top Rank al informar en Twitter que se había cerrado el acuerdo.

El 9 de diciembre, el histórico Madison Square Garden acogerá el trascendental pleito, en el que “Hi´Tech” Lomachenko (9-1-0, 7 KOs) expondrá la faja súper pluma de la Organización Mundial (OMB) ante el imbatido “Chacal” Rigondeaux (17-0-0, 11 KOs), quien es monarca súpergallo de la Asociación Mundial (AMB) y subirá dos divisiones.

Vale resaltar que Lomachenko, de 29 años, ha sido el que con más vehemencia quiso llevar a vías de hecho el reto del cubano, contraponiéndose incluso al promotor Bob Arum, principal directivo de Top Rank, y crítico acérrimo de Rigondeaux durante mucho tiempo.

“No va a ser aburrido con Lomachenko, no le dejará ser aburrido”, dijo Arum unos días atrás lanzando su acostumbrada estocada al oriundo de Santiago de Cuba y radicado en Miami, cuando todavía estaban las partes en la mesa de negociación.

Más diplomático se mostró Arum ahora que ya el pleito es un hecho sin retorno: “Sería un hito histórico en mi carrera profesional. Nunca se ha hecho antes, cada uno ganó dos medallas de oro olímpicas y ahora pelearán entre sí. Es algo especial y será recordado en la historia”.

Medallista dorado en Beijing-2008 y Londres-2012, Lomachenko viene de noquear en el séptimo asalto al colombiano Miguel “El Escorpión” Marriaga, el 5 de agosto, en Los Angeles, California, donde el ucraniano asentado en Oxnard, California, hizo la tercera defensa del cinturón de las 130 libras, que ostenta desde junio del pasado año.

Siempre dispuesto a combatir sin importarle el adversario, el lugar y la fecha, Rigondeaux, quien cumplirá 37 años el 30 de septiembre, agradeció a todos los que hicieron posible que se concertara el duelo, en particular a Lomachenko.

“A pesar de todo lo que he dicho (buscando que hubiera un acuerdo), lo único que siento por Lomachenko es respeto”, publicó Rigondeaux en su cuenta personal. “También a Bob Arum (porque) ellos no estaban obligados a aceptar esta pelea, pero aún así lo hicieron”.

Aunque noqueó a su rival en los últimos segundos del primer asalto, Rigondeaux quedó sin resultado (No Contest) frente al mexicano Moisés Flores, el 17 de junio, en el Mandalay Bay Resort y Casino, de Las Vegas, donde las autoridades competentes determinaron que el golpe final ocurrió después de la campana.

Para muchos, las ventajas de Lomachenko en el peso, la estatura y la edad serán decisivas para llevarse la victoria, frente a un guerrero como Rigondeaux, que nunca ha ascendido más allá de las 122 libras.

Pero la opinión del doctor Pedro Luis Díaz, principal entrenador del cubano, rechazan de plano que Lomachenko tenga atributos a su favor para llevarse el triunfo.

“En lo boxístico sería una pelea inédita”, dijo Díaz, también director de la empresa Mundo Boxing y preparador de más de 10 campeones mundiales. “A Lomachenko no le quitamos mérito, es un gran boxeador que golpea con frecuencia, pero sin potencia. Yo considero más complicado a Nonito Donaire”.

Díaz se refiere al convincente triunfo unánime de Rigondeaux ante “El Flash” Donaire, el 13 de abril de 2013, en Nueva York, en momentos que el filipino sumaba 30 éxitos consecutivos en una largo peregrinar de 12 años.

Al refutar la diferencia en tamaño, Díaz señaló que “Lomachenko mide cinco centímetros más que Rigo, pero el mío le ganó a hombres altos como (Roberto) Marroquín (5,8 pies), el propio Nonito (5,6), (Hisashi) Amagasa (5,10). También hablaban de las ventajas de Nonito y miren lo que pasó”.

El avezado técnico cubano expresó que a partir de la victoria de Rigondeaux ante Donaire, a su discípulo lo señalaron como un boxeador aburrido, monótono, porque nadie esperaba la paliza de esa noche. Díaz añadió que los promotores perdieron algo de su negocio, lo que entonces era una indiscutible “gallina de huevos de oro”.

Profundizando en su análisis, Díaz precisó que un boxeador puede tener un sendero exitoso con la ayuda de la prensa, con el apoyo de un promotor poderoso y con conexiones, pero también esos mismos factores pueden destruir a una estrella, como han hecho con Rigondeaux.

Díaz rechazó que Lomachenko forme parte de los mejores boxeadores libra por libra del mundo.

“Todavía tiene mucho que aprender para ponerse al nivel de Rigo”, enfatizó Díaz. “Libra por libra, cuando se hable de arte del boxeo, de calidad competitiva, de un guerrero que piensa, se mueve bien en todas las distancias, entonces hablamos de Floyd (Mayweather), de (Andre) Ward, de (Danny) García, de (Terence) Crawford y de Rigo. Después, mucho más atrás, colocamos a Lomachenko”.

Por último, Díaz emitió un arriesgado pronóstico: “Lomachenko no nos quita el sueño. Rigo le va a zafar la cabeza”.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments
Uncategorized