Alberto Machado anestesió a Jezreel Corrales en Nueva York -Con un poderoso impacto de zurda, que le sirvió para anestesiar al pañameño Jezreel Corrales en el octavo asalto, el puertorriqueño Alberto Machado se adueño de la faja vacante de la Asociación Mundial (AMB) en la división súper pluma, en pleito efectuado el sábado 21 de octubre, en Verona, Nueva York.

Al momento del desenlace, “El Invisible” Corrales (22-2-0, 8 KOs) marchaba delante en la tarjeta de los jueces, pues había atacado con mayor precisión e incluso, derribó al “Explosivo” Machado (19-0-0, 16 KOs) en el quinto episodio. Pero lejos de buscar el nocaut, el ex monarca mundial se replegó mostrando cierta dosis de agotamiento, lo que posibilitó que su oponente pudiera llegar al término de los tres minutos de esa fracción.
Incluso en el octavo, Corrales lo inició con una fuerte zurda al rostro de Machado. No obstante, sus movimientos denotaban cansancio. Casi en los segundos finales del episodio, ambos guerreros atacaron simultáneamente con su puño siniestro, pero el de Machado hizo diana en el mentón de Corrales, quien cayó de bruces sobre la lona.

De inmediato el árbitro Mark Nelson hizo la cuenta reglamentaria, mientras el panameño intentaba levantarse, sin conseguirlo totalmente. Al observarlo tambaleante y en malas condiciones, el tercer hombre sobre el cuadrilátero decretó el nocaut técnico, cuando habían transcurridos 2:18 minutos del asalto.
“Me llegó con buenas manos, pero yo soy un guerrero y no iba a dejar pasar esta oportunidad de coronarme campeón mundial para Puerto Rico”, dijo Machado para un diario puertorriqueño todavía encima del encordado del Turning Stone y Resort, de la Ciudad de los Rascacielos.
Aunque Corrales estuvo dominante con su mayor velocidad durante los dos primeros rounds, Machado logró propinar una fuerte izquierda al rostro de su adversario en el tercero, cuando los oficiales le otorgaron los 10 puntos por ser más efectivo.
El canalero retomó el control en el siguiente asalto y en el quinto colocó un poderoso recto de zurda que estremeció a Machado y propició que Nelson le ofreciera los ocho segundos reglamentarios para su recuperación. Instantes después y al sentirse todavía afectado, “El Explosivo” buscó el agarre para evitar más castigo.

En el sexto los bombazos llegaron a cada anatomía. Corrales, dominante al principio, recibió después una izquierda en la cara que lo hizo poner uno de sus guantes sobre el tapiz, pero lo hizo con tal rapidez que el encargado de impartir justicia no se percató de la acción. Resultaba evidente el mayor desgaste en Corrales, que agarró a Machado para extender la agonía hasta que llegó la campana.
“Sabíamos que esta pelea era un riesgo y nos preparamos fuerte para contrarrestar esa manos incómodas de Corrales”, añadió Machado. “Me siento sumamente contento de llevar este campeonato a Puerto Rico”.
Machado venía de doblegar por fallo unánime al mexicano “Carlos “La Solución” Morales, el 18 de agosto, en el Complejo Ferial de Ponce, ciudad ubicada en el sur de Puerto Rico, donde disputaron los cinturones de Norteamérica, correspondientes a la Asociación Mundial (AMB) y la Organización Mundial (OMB), en las 130 libras.

El viernes 20, un día antes de la pelea, Corrales había perdido la faja durante la ceremonia de pesaje, cuando concurrió a la báscula con cuatro libras por encima del máximo permisible para la división súperpluma (130 libras) y una hora después en un segundo intento reflejó 133,3.
Pocos minutos más tarde de finalizado el pesaje, Lesbia de Moss, apoderada de Corrales, expresó su malestar por lo ocurrido, lo que en términos prácticos significaba que su discípulo perdía la faja, que solo quedaba a disposición del boricua Machado.
“Es una irresponsabilidad y se cometieron errores, que no debieron cometerse”, dijo con Moss sin ocultar su malestar, al programa “Deportes al Maximo, de la emisora YXY. “Yo más que nadie sé que esto ha sido producto de no hacer caso cuando uno dice las cosas. A veces piensan que se las saben todas. Él (Corrales) sabe lo que pasó”.

De acuerdo con Moss, hubo negociaciones posteriores que permitieron el duelo entre los dos púgiles, aunque no reveló los detalles del acuerdo.
Corrrales había conquistado el título de las 130 libras ante el japonés Takashi “KO Dinamita” Uchiyama, el 27 de abril del año pasado, en Tokio, capital nipona, donde sorpresivamente aplicó el cloroformo en el segundo asalto al púgil local, quien había salido airoso en 11 defensas de la faja.
Pasados ocho meses, Corrales también derrotó a Uchiyama en la revancha, aunque en esa oportunidad por una decisión dividida, pues dos jueces dieron votaciones de 117-110 y 115-112 hacia el visitante y el tercero se inclinó 114-113 por el boxeador japonés.
Ahora Machado y su promotor, el boxeador Miguel “Junito” Cotto y Jesús Rojas son los únicos campeones mundiales boricuas en el sector masculino, En el femenino, acaparan cetro ecuménicos las hermanas Amanda y Cindy Serrano, ambas radicadas en Nueva York.
“Es un placer bien grande coronarme campeón en momentos que Miguel se va a retirar”, afirmó con gran alegría Machado. “Sé que no ocuparé su lugar, pero sí que Puerto Rico está volviendo a su lugar en el boxeo”.

También en Canal de Boxeo: Machado noquea a Corrales en explosivo final

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments