Andrade dejó una impresión ante Fox… pero no fue la correcta -Algunos peleadores son bendecidos al nacer con inmensas cualidades físicas y habilidades boxísticas. Si unes esto a la determinación y el trabajo duro podrías estar viendo a un peleador muy especial.  Algunos peleadores que son notablemente talentosos se quebraron el trasero e hicieron su camino hacia la grandeza, mientras que otros, por cualquier razón, desperdiciaron su habilidad y nunca alcanzaron su potencial. Por cada Muhammad Ali, hay 10 Riddick Bowes.

Este pasado fin de semana, el campeón de las 154 libras de la AMB (quien dejó vacante su título un día después de la pelea), Demetrius Andrade 25-0 (16), hizo su muy esperado debut en la división de peso medio en HBO. Su oponente era Alantez Fox, de 6’5” (1.98m) y record 23-1-1 (11). Andrade es un peleador de grandes cualidades físicas. Tiene buena estatura para un peso medio con 6’11” (1.86m), además de buen juego de pies y balance, además de habilidad para combinar sus golpes con gran fluidez. De hecho, es tan talentoso como cualquier peleador en las divisiones medio ligero y medio.  Aún así, en la opinión de muchos, Andrade no ha alcanzado su potencial.  Si no eres un observador a muerte del boxeo, las posibilidades serán que él no te resulte familiar. Adicional a esto, solo ha peleado 4 veces en los últimos 46 meses y sus oponentes fueron nombres poco familiares hasta en su propia casa.

En este momento la división de peso medio parece estar en camino a retomar su relevancia.  Tan reciente como a estas alturas del año pasado, la división consistía de Gennady Golovkin y un puñado de boxeadores que pesaban 160 libras. Con la adición de Canelo Álvarez y el surgimiento de Jermall Charlo, Danny Jacobs, y quizá el ganador del combate entre el actual campeón de la OMB Billy Joe Saunders y David Lemieux, la división resurge.

La noche de este sábado anterior Andrade tuvo la oportunidad perfecta para dejar una impresión en los seguidores del boxeo, y él lo sabía, hasta el punto de declarar antes del combate, “Ahora estoy tomando un reto subiendo a la siguiente categoría de peso. Lo estoy tomando muy en serio porque es una divisón de peso más alta y estaré enfrentándome a oponentes más grandes. Así que definitivamente debo llevar mis mejores cartas. Para dejar una impresión y mantenerme vivo, eso es lo que debe pasar”.

Desafortunadamente, Andrade no siguió su propio consejo, porque claramente peleó de manera complaciente, conduciéndose durante el combate con Fox como si hubiese estado en sesión de práctica, por diversión durante el día libre.  Nada es más frustrante para los seguidores que ver a un peleador como Andrade, que posee tanta habilidad contenida en su cuerpo, y que no la suelte. Por supuesto, Fox tenía cuatro pulgadas de ventaja en su alcance y le superaba por 13 libras en la noche de la pelea, pero fue evidente desde muy temprano en la pelea que Fox no poseía ninguna herramienta discernible en su repertorio que Demetrius no pudiera refutar.  Hubo inclusive algunos momentos durante la pelea en las  en que Andrade apenas y rozaba a Fox y parecía haberlo aturdido, sin embargo, nunca presionó para detenerlo.

Quizá, una de las situaciones más preocupantes que salió a relucir en relación a la poca inspirada presentación de Andrade, es que su familia puede estar demasiado involucrada. Su padre, Paul Andrade, es su entrenador y le indicó buscar la victoria en el último asalto. ¿Es en serio? ¿Es que acaso su padre no vio el nocaut en el primer asalto que propinó Jermell Charlo a Erickson Lubin el 14 de octubre, con un solo golpe? Desde el momento en que el golpe de Charlo aterrizó en el mentón de  Lubin, es de lo único que se habla en la mayoría de los círculos del boxeo.  Irónicamente, en la pelea que siguió el sensacional nocaut de Charlo, Erislandy Lara superó a Terrell Gashua de la misma forma en que Andrade lo hizo con Fox, y hubo espectadores que salían de la pelea, mientras la misma se desarrollaba, para tratar de adelantarse al tráfico. Si alguna vez hubo un contraste que se puede utilizar para ilustrarle al entrenador Paul Andrade que tan lejos una presentación emocionante puede llevarte, es el contraste en la manera en que Charlo y Lara cumplieron con su deber frente a una audiencia nacional.

A partir de la pelea con Fox, algunos en los medios han declarado que consideran que Andrade hizo una buena presentación, en lo que fuera la primera de tres peleas que contempla su trato con HBO.  Yo no estoy de acuerdo con eso. Creo que Andrade ( y esto recae más en su equipo manejador que en él),  eligió al oponente equivocado, Alantez Fox, quien es uno de los peso medio más altos que he visto, y que  – de acuerdo a sus peleas anteriores – es un peleador ante el cual es  extremadamente difícil verse bien. Andrade estaba no solo tratando de superar la estatura de Fox,  sino también tuvo que tratar de persuadir  para que diera espacios,  a un oponente que no tenía intención de hacer nada excepto llegar a la distancia, como se evidenció con Fox conectando apenas 29 patéticos golpes potentes en 12 asaltos.

No me interesa a quien nombre, Canelo, GGG o Charlo, ellos tampoco se hubieran visto bien contra Fox, especialmente al inicio. Sin embargo, eventualmente ellos hubieran sobrepasado esto y conectado sus golpes de rutina para finalizar la pelea de una manera mucho más memorable; y es aquí donde creo que un entrenador de élite hubiese hecho la diferencia, enseñándole a Andrade como terminar la pelea de una forma que hubiera incentivado a sus seguidores a querer verlo pelear de nuevo.

Por suerte para Demetrius Andrade, HBO no lo sacará por esta presentación tan mediocre. Tendrá otra oportunidad para demostrar al mundo del boxeo el gran potencial que puede tener. Lo que me preocupa es su desinteresado esfuerzo durante los 36 minutos que estuvo en el cuadrilátero con Alantez Fox en una noche en que era imperativo que destacara.

Talvez, es solo otro peleador con todo el talento del mundo pero le falta su motor. Andrade ha entrado en discusiones verbales con ambos hermanos Charlo por algunos años, durante los cuales ellos han mejorado mucho, y él no. Jermall Charlo está cerca de conseguir una pelea de pago-por-ver (PPV) con el ganador de Canelo-Golovkin. Danny Jacobs estará de vuelta en el cuadrilátero el 11 de Noviembre  y Billy Joe Saunders defenderá su título de la OMB contra David Lemieux en Diciembre.

Hay un lugar para Andrade en la mesa de los campeones, entre los mejores peso medio, bajo  HBO,  pero si vuelve a dar otro desempeño tan poco entusiasta como el que tuvo contra Alantez Fox, dudo que estará ahí por mucho tiempo.

English version: Andrade Made a Statement Against Fox, But the Wrong One

Facebook Comments