Frustrado por los reveses, Kovalev busca reconquistar el título frente a Shabranskyy -Son tiempos borrascosos para el ruso Sergey Kovalev. Su aura de imbatibilidad y dueño de coronas mundiales son historia del pasado. El culpable: Andre Ward, quien le propinó par de reveses, cuando el europeo figuraba entre los mejores libra por libra del mundo y era temido y respetado por la innegable potencia de sus puños, que derribaban a diestra y siniestra a los temerarios que lo enfrentaban en el encordado.
Sin faja ecuménica que mostrar y con la frustración que provocan un par de reveses consecutivos, “El Triturador” Kovalev (30-2-1, 26 KOs) intenta reconquistar ante el ucraniano Vyacheslav Shabranskyy (19-1-0, 16 KOs), el título de la Organización Mundial (OMB), que le perteneció durante casi tres años y se encuentra vacante tras el sorpresivo retiro de “Hijo de Dios” Ward hace pocas semanas.

Kovalev, ahora con 34 años, se empinó hacia la cúspide de las 175 libras al anestesiar en el cuarto asalto al local Nathan “Clev” Cleverly, el 17 de agosto de 2013, en la Motorpoint Arena, de Gales, territorio del Reino Unido de Gran Bretaña, donde hubo sorpresa generalizada del público asistente, pues el derrotado, entonces un ídolo del público, hacía la sexta defensa del cinturón de la OMB.

Tras esa contundente victoria, Kovalev, oriundo de Cheliabinsk, en Rusia y radicado desde hace años en Estados Unidos junto a su familia, saltó definitivamente al estrellato. Quince meses después consolidó su trayectoria al doblegar por votación unánime al entonces veterano de 49 años y futuro Salón de la Fama Bernard “El Extraterreste” Hopkins, dueño de los cetros universales de la Federación Internacional (FIB) y el de Súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB).
Exactamente dos años más tarde, en noviembre de 2016, todo se fue a pique para Kovalev por intermedio de los puños de Ward, aunque en el primer pleito entre ambos muchos consideraron injusto el veredicto unánime por un triple 114-113 favorable al norteño, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Pero en el segundo compromiso, disputado en junio de este año, Ward le aplicó el cloroformo en el octavo round (algunos señalaron que hubo varios golpes bajos que ignoró el árbitro Tony Weeks), en el Centro de Eventos, del hotel y casino Mandalay Bay, también en la denominada Ciudad del Pecado.
Pero lo ocurrido es “agua pasada, que no mueve molinos”. El presente es “Corazón de León” Shabranskyy (19-1-0, 16 KOs), un boxeador carente de una depurada técnica, pero con dinamita en sus puños, lo que puede ser un arma letal ante el hambre de Kovalev, quien podría exponerse demasiado en sus intentos de ofrecer una actuación convincente, que le devuelva el prestigio perdido por sus fracasos recientes.

Sin tapujos, Kovalev ha reconocido que el ucraniano será un rival peligroso este 25 de noviembre, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, pero se encuentra muy motivado para obtener el cetro de la OMB y regresar a los planos cimeros del boxeo, en particular de la categoría semipesada.
“Estoy enfocado en derrotar a Shabranskyy y después recuperar los títulos que están en manos de (el kirguiso Dmitry) Bivol (monarca de la Asociación Mundial) y el de (el ruso Artur) Beterbiev (titular de la Federación Internacional)”, dijo Kovalev con total convicción. “Les digo a los que posean los cinturones y quieran hacer los pleitos de reunificación, me encuentro listo para pelear y los estaré esperando”.

Shabranskyy, de 30 años y con residencia en Los Angeles, California, suma dos victorias, la más reciente en siete asaltos ante el estadounidense Todd “2Guns” Unthank May, el pasado agosto, en el Casino Fantasy Springs, de Indio, California.
Su único revés se lo propinó por la vía del sueño, igualmente en la séptima fracción, el cubano Sullivan Barrera, el 16 de diciembre del pasado año, también en el Fantasy Springs, donde disputaron la faja vacante correspondiente a Estados Unidos (USNBC), del Consejo Mundial (CMB), en las 175 libras.
“Definitivamente crecí mucho después de la derrota que tuve con Sullivan Barrera”, aseguró Shabranskyy a ESPNDeportes. “Fue una mala noche, no lo puedo negar, pero aprendí de ello y estoy mejor que nunca para enfrentarme a Kovalev. Siento que soy un peleador más completo ahora y estoy listo para la pelea”, que tiene todos los ingredientes para que sea épica y disfrute el público en la instalación de la Gran Manzana.

El púgil ucraniano explicó que “evidentemente no sé lo que va a pasar, pero me he preparado para pelear y ganar en 12 asaltos, no obstante si tengo la oportunidad de acabar a Kovalev antes, lo intentaré. No tengan la menor duda”.

Frustrado por los reveses, Kovalev busca reconquistar el título frente a Shabranskyy

También en Canal de Boxeo: Pronóstico: Kovalev deberá superar el fantasma de Ward ante Shabranskyy

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments