SuperB Saunders enfrenta a Lemiux con la mirada en Canelo Álvarez -Mientras el mundo boxístico espera con ilusión que se concrete la revancha entre el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez y el kazajo Gennady “Triple G” Golovkin en el cercano 2018, el inglés Billy Joe Saunders implora en secreto para que las negociaciones fracasen, a fin de convertirse en adversario del pelirrojo azteca o en ficha preferida del europeo, múltiple monarca de la división mediana.
Pero para conseguir esa aspiración, “SuperB” Saunders (25-0-0, 12 KOs) debería dejar a un lado el duelo que involucra a Alvarez y Golovkin, y concentrarse exclusivamente en el fuerte pegador canadiense David Lemieux (38-3-0, 33 KOs), su adversario el sábado 16 de diciembre, en el Place Bell, de Laval, de Quebec, donde el local intentará arrebatarle la faja de la Organización Mundial (OMB), en las 160 libras.

A no dudarlo, el zurdo Saunders tiene una difícil misión en su primer pleito fuera del territorio británico, desde que se hizo profesional en el lejano febrero de 2009. Y Lemieux no es pastelito fácil de engullir por más que haya sido anestesiado por Golovkin en ocho asaltos en 2015 y haya recibido idéntica receta en el séptimo episodio del mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio cuatro años antes, en el Madison Square Garden y el Bell Centre, respectivamente.

Y tal como ocurre previo a infinidad de combates, Saunders -también Lemieux- ha lanzado incendiarias ofensas, en una muestra de pobre ética profesional e inexplicable animadversión, lo cual desemboca en abundante barraje periodístico y en dimes y diretes en las redes sociales.

“Me da igual quien será el próximo, pero después que derrote a Lemieux me encantaría pelear con Canelo Alvarez”, dijo Saunders en una conferencia telefónica hace pocas horas. “Me gustaría enfrentarlo, porque es una superestrella global y para ser reconocido en este deporte hay que vencer a los mejores”.

Reconoció que el pleito Canelo-Golovkin es una prioridad para los dos boxeadores, asi como para el grupo que los representa a ambos, pero “si le gano a Lemieux en Canadá, me da muchas posibilidades de pelear contra Canelo”, en caso de que no lleguen al acuerdo contractual.

Ahora con 28 años, Saunders viene de doblegar unánime al también púgil de mano siniestra Willie “La Mangosta” Monroe Jr., el 16 de septiembre, en la Copper Box Arena, de Inglaterra, donde el local hizo la segunda defensa del cetro de las 160 libras, que obtuvo por fallo mayoritario ante Andy “El Irlandés” Lee, en diciembre de 2015.

“Quiero que quede bien claro, viajé a Canadá para darle una paliza a David (Lemieux) y también iré a Las Vegas o México o donde sea para enfrentar a Canelo”, añadió Saunders con total subestimación hacia su próximo oponente. “Porque no estoy aquí por dinero. Solo quiero estar involucrado en los grandes combates y nada más”.

El nacido en Hertfordshire sabe que sus declaraciones tendrán como caja de resonancia al promotor Oscar De La Hoya, quien representa a Alvarez y a Lemieux, y por ende estará presenciando la velada del sábado 16, en el Place Bell.

Al referirse al inmediato compromiso, Saunders dijo que Lemieux posee fuerza en los puños, pero tiene un boxeo deficiente, por lo que está seguro lo vencerá antes de los 12 asaltos programados. “El no es un buen boxeador para ser considerado en estos momentos en la élite de la división. Escaló hasta la cima en el pasado, pero falló. Y sabe que tiene que ganar nuestro combate para estar nuevamente entre los mejores, pero eso no sucederá. Lo acabaré antes que finalice el octavo round”, vaticinó al diario The Montreal Journal.

Saunders señaló que los triunfos de Lemieux carecen de brillantez, porque los consiguió “ante vagabundos y noqueó a puros viejos, pero no pudo con (Marco) Rubio. ni tampoco con Golovkin, a quien no le ganó ni un asalto hasta que Triple G lo aniquiló. No exhibe nada especial. Solo ha mostrado potencia en sus manos frente a púgiles de escasa calidad como Curtis Stevens, que no es un boxeador de mucha clase”.

Lemieux, de 28 años, suma cuatro victorias después del descalabro ante Golovkin, en el que cedió la faja de peso mediano, de la Federación Internacional (FIB). En la más reciente refriega se impuso por unanimidad al mexicano Marcos “El Dorado” Reyes, el 6 de mayo, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde el azteca fue sancionado con un punto por pegar después de la campana.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments