La pesadilla de Ray Beltrán puede quedar atrás ante El Sicario Moses -No se ha cumplido aquello de que “a la tercera va la vencida”, pues en tres ocasiones el púgil mexicano Raymundo Beltrán ha intentado convertir en realidad el sueño de alcanzar una corona mundial y en todas quedó sumido en una inevitable frustración. Ahora la pesadilla del nacido en Los Mochis, Sinaloa, puede quedar atrás cuando enfrente al africano Paulus Moses, el 16 de febrero, en Reno, Nevada.

Ascendido del segundo al primer lugar de la división ligera, correspondiente a la Organización Mundial (OMB), “Ray” Beltrán (34-7-1, 21 KOs) buscará el título ante el “El Sicario” Moses (40-3-0, 25 KOs), segundo en el listado e igualmente con una racha de cinco triunfos en los últimos ascensos al encordado.

Ahora con 36 años y también conocido en el mundillo boxístico como “Sugar”, Beltrán tuvo su primer oportunidad de alzarse con la faja de las 135 libras frente al entonces monarca Ricky “Rickster” Burns, el 7 de septiembre de 2013, en el Centro de Exhibiciones de Glasgow, Escocia. Y aunque el local Burns fue derribado en el octavo asalto y sufrió una fractura de mandíbula en el segundo producto de los puños del peleador azteca, que incluso requirió cirugía y la colocación de una plancha de platino, el resultado fue un empate, pues hubo votaciones alternas, en tanto el otro oficial dio puntuación de 95 para ambos. Como ocurre lamentablemente en muchas ocasiones, la localía resultó determinante para que a Beltrán que se le escapara la añorada faja.

Catorce meses más tarde, Beltrán volvió al ruedo y en esa ocasión el cetro de la OMB y el vacante de la prestigiosa revista The Ring quedaron en manos del estadounidense Terence “El Cazador” Crawford, quien ante su público en Omaha, se impuso inobjetablemente con par de boletas de 119-109 y la otra de 120-108.

Quizás el tercero resultó el más doloroso de los intentos de Beltrán por obtener un título ecuménico. Esa posibilidad -es preciso mencionar que muchos púgiles se retiran sin siquiera haber tenido una sola oportunidad de luchar por una corona del orbe- le llegó ante el japonés Takahiro Ao, el 1 de mayo de 2015. Sin embargo, el día previo, Beltrán incumplió con la báscula y en un santiamén se esfumó el ansiado título, que solo estuvo disponible para el asiático.

Para colmo de males, Beltrán, quien reside junto a su familia en Phoenix, Arizona, noqueó en el segundo asalto al nipón, pero el fallo fue sustituido por No Contest (NC), debido a que el mexicano dio positivo a estanozolol (también conocido como Winstrol), un esteroide que elimina grasa sin disminuir el volumen de los músculos. En consecuencia, recibió una multa de $ 25 mil junto a nueve meses de suspensión, dictaminadas por la Comisión Atlética de Nevada.

Cumplida la sanción, Beltrán regresó con nuevos bríos al noquear en el segundo asalto al estadounidense Iván “Bam Bam” Nájera, el 21 de mayo de 2016, en San Antonio, Texas, peleando entonces en la categoría súperligera (140 libras).

Igualmente aplicó el cloroformo en sus siguientes compromisos a Miguel A. Mendoza (5to), Mason Menard (7mo) y Jonathan Maicelo (2do), hasta que en su más reciente compromiso tuvo una feroz batalla ante el costarricense ex campeón mundial Brian “El Tiquito” Vásquez, que concluyó con triunfo por decisión mayoritaria, en Los Angeles, California.

“Esta victoria significa todo para mí, pues he estado luchando durante 18 años por convertirme en campeón mundial”, dijo Beltrán en charla con ESPNDeportes. “Cuando eres un campeón, eres un campeón para siempre. Estoy peleando por las personas que han estado conmigo desde el principio. Mis verdaderos fanáticos no me abandonaron cuando estuve en mi punto más bajo. Voy a luchar también por ellos”.

Nacido en la ciudad de Okapya, en Namibia, Moses, de 39 años, se impuso por nocaut en el quinto asalto al tanzano Saidi Mundi, el 9 de septiembre último, en Windhoek, donde disputaron el título de Africa, de la Organización Mundial (OMB) en las 135 libras.

Suma cinco victorias y un No Contest en sus seis pleitos más recientes, desde que cayó por unanimidad ante el surafricano Malcom “La Piedra” Klassen, el 20 de marzo de 2015, en Windhoek, donde reside el derrotado. En el combate, que estaba en juego el cinturón vacante ligero Internacional de la OMB, Klassen fue a la lona en el 3er asalto y Moses en el 6to.

“El Sicario” Moses conquistó lafaja ligera de la Asociación Mundial (AMB) al doblegar unánime al japonés Yusuke Kobori, el 3 de enero de 2009, en la ciudad nipona de Yokohama, donde el local hacía la primera defensa del título. Después del fracaso, Kobori colgó los guantes definitivamente. Moses perdió la faja en la segunda defensa, frente al venezolano Miguel “El Aguacerito” Acosta, quien lo noqueó en el sexto asalto, en mayo de 2010, en Namibia.

También en Canal de Boxeo: Ray Beltrán todo por el todo contra Paulus Moses

Facebook Comments