Swift García vs Bam Bam Ríos: Poder vs resistencia en Las Vegas -En términos puramente boxísticos, el estadounidense de raíces puertorriqueñas Danny García con su indiscutible dominio técnico y fuerte pegada, está años luz de su coterráneo Brandon Ríos, un luchador implacable que va hacia adelante sin medir las consecuencias, pero que posee una resistencia tan sólida como el acero.

Pactado a 12 asaltos en la división welter, la reyerta a 12 asaltos entre “Swift” García (33-1-0, 19 KOs) y “Bam Bam” Ríos (34-3-1, 25 KOs se disputará el 17 de febrero, en el centro de eventos, del hotel y casino Mandalay, de Las Vegas, Nevada.

García, de 29 años, está ubicado en el segundo lugar de la clasificación del Consejo Mundial (CMB) en las 147 libras,) en tanto Ríos, de 31, ocupa el décimoquinto puesto, por lo que el enfrentamiento reviste una gran significación para ambos de cara su futuro.

Teniendo en cuenta la abismal diferencia en los elementos técnicos, algunos expertos se han arriesgado a vaticinar que García tendrá ante sí un fácil manjar en Ríos, al que aniquilará en pocos asaltos. Pero, !cuidado! el oriundo de Lubbock, Texas, ha escenificado batallas campales a lo largo de su carrera y sus tres reveses ocurrieron ante su connacional Mike Alvarado (también lo venció dos veces antes del límite), otro versus el filipino Manny Pacquiao (unánime) y el más reciente frente al norteño Timothy Bradley (nocaut en el noveno asalto), la única ocasión en 38 peleas profesionales que es víctima de los puños de su rival.

El fracaso ante “La Tormenta del Desierto” Bradley casi arruina la carrera de Ríos, pues de inmediato anunció que no volvería a calzar los guantes. Pero el tiempo cura las heridas y tras un período de reflexión, retomó el camino del gimnasio nuevamente. Su regreso 19 meses después fue convincente: noqueó en siete asaltos al mexicano Aaron “La Joya” Herrera, quien sumaba tres triunfos igualmente por la vía del cloroformo.

“Estoy listo, he entrenado muy duro y voy a demostrar que los críticos están equivocados”, dijo Ríos a periodistas durante una sesión de trabajo abierta a los medios. “Todos saben cómo peleo y cuál es mi estilo. Me siento rejuvenecido y fresco y ahora verán a un Brandon nuevo y mejorado, que hará todo sobre el ring por obtener la victoria”.

Ríos se adueñó del título mundial ligero de la Asociación Mundial (AMB), al derribar en el décimo asalto al venezolano Miguel “El Aguacerito” Acosta, el 26 de febrero de 2011, en la Ciudad del Pecado. Lo perdió en la báscula, un día antes de noquear en el segundo asalto al británico John Murray, el 3 de diciembre de ese mismo año, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York.

En el siguiente compromiso, nuevamente el fantasma del peso impidió que Ríos conquistara la corona vacante de las 135 libras, correspondiente a la AMB, ante el cubano Richard Abril, a quien doblegó por fallo dividido, el 14 de abril de 2012, en el hotel Mandalay.

García, por su parte, ha sido campeón mundial en las divisiones súperligera y welter, ambas del Consejo Mundial. La primera corona, entonces vacante, la alcanzó al vencer unánime al mexicano Erik “El Terrible” Morlaes, en marzo de 2012, en Houston, Texas. Cuatro años después se apropió de la segunda, por idéntico fallo ante Robert “El Fantasma” Guerrero, en Los Angeles, California.

“Esta es una gran pelea para mí y sin duda un nueva oportunidad en mi carrera”, expresó García al grupo de periodistas que asistió a la sesión de entrenamiento en el hotel Mandalay. “No puedo preocuparme por lo que Brandon esté haciendo. Tengo que ir al ring y demostrar que soy uno de los mejores boxeadores del mundo”.

Tras doblegar en siete episodios al colombiano Samuel Vargas, en noviembre de 2016, García sucumbió frente al estadounidense Keith “One Time” Thurman, en combate de reunificación de la categoría welter, disputado el 4 de marzo del pasado año, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el vencedor retuvo la faja de súpercampeón de la AMB y consiguió la del CMB, en poder de García.

“Sentí que hice una buena pelea frente a Thurman y comprendo que él se haya rehusado a efectuar la revancha, pues no es fácil enfrentarme dos veces”, explicó García. “Me siento realmente bien física y mentalmente y estoy listo para tener un gran 2018 a partir de este próximo sábado”.

García puntualizó que frente a Ríos será “una pelea clásica entre un boxeador de pegada y otro que va al ataque todo el tiempo. Pero voy a estar preparado y sé que ambos daremos un gran combate con nuestros estilos y determinación”.

Facebook Comments