Holandés Nieky Holzken, imprevisto rival de Callum Smith en WBSS -Una repentina gripe del veterano alemán Juergen Braehmer lo dejó fuera de la semifinal de la Súper Series Mundiales (WBSS) y su lugar lo ocupará el desconocido holandés Nieky Holzken, quien cruzará guantes frente al británico Callum Smith, el 24 de febrero, en la ciudad alemana de Nuremberg. Sin dudas, “la suerte es loca y cualquiera le toca”.

De acuerdo con medios germanos, el ex campeón mundial Braehmer (49-3-0, 35 KOs) padece de una infección grave, que le impide entrenarse por estos días, por lo que no estará en condiciones de enfrentar al invicto “Mundo” Smith (23-0-0, 17 KOs), en la discusión de una plaza para la ronda de cierre de la división súpermediana, que otorgará al ganador un cheque de $ 10 millones y el prestigioso trofeo Muhammed Alí.

“Desafortunadamente, en este estado no es posible pelear”, dijo Braehmer con evidente tristeza, en un comunicado. “No me es posible subir al ring, por lo quiero disculparme con mis fanáticos. Estaba bien preparado y ansioso por enfrentarme a Callum Smith”.

Siete veces monarca mundial en kickboxing y con menos de cinco años en el boxeo rentado -debutó con espectacular nocaut en el segundo asalto en 2013-, “El Natural” Holzken (13-0-0, 10 KOs) era, además de suplente en la WBSS, el rival del ruso Dmitri Chudinov en la misma velada que ahora ocupará el turno estelar ante el inglés Smith.

“Me inscribí como sustituto, pero estoy en gran forma para combatir este sábado”, dijo Holzken durante una sesión de entrenamiento ante los medios en la Arena Nuremberg. “He visto pelear a Callum muchas veces, porque estudio sistemáticamente a los peleadores de mi división. Sé que es sólido y tiene calidad. Los dos pegamos con mucha fuerza y eso permitirá que hagamos un excelente pleito”.

Nacido hace 34 años en Helmond, Países Bajos, Holzken viene de anestesiar en el segundo asalto al ucraniano Viktor Polyakov, quien estuvo alejado de la acción competitiva entre 2012 y 2017 y después del regreso exhibe dos triunfos, tres reveses y un empate.

“He intensificado la preparación porque enfrentaré a uno de los grandes de la división”, añadió Holzken, que partirá sin la etiqueta de favorito. “Pero los fanáticos pueden esperar lo inesperado el sábado. Estoy aquí para vencer a Callum Smith”.

Nacido en Liverpool, la ciudad de los inmortales Beatles, Smith se impuso unánime ante su público, al sueco Erik Skoglund, el 16 de septiembre, en la Echo Arena, donde disputaron uno de los enfrentamientos de la ronda de cuartos de final de la Súper Series. Smith derribó a Sklogund en el undécimo y recibió votaciones de 117-111, 117-110 y 116-112.

Después de observar a Holzken haciendo su entrenamiento, Smith expresó a los reporteros que nunca antes lo había visto pelear, pero “(Holzken) parece un buen boxeador. No estoy contento con mi actuación anterior frente a Erik Skoglund, por lo que en esta ocasión le demostraré a los fanáticos y a George Groves en realidad quién soy. Haré una gran espectáculo, pueden estar seguros”.

Antes de esa victoria, Smith acumulaba cinco éxitos por la vía del cloroformo, aunque frente a adversarios de poca relevancia. El pleito en Nuremberg será el primero que efectúe el inglés fuera de territorio británico.

El vencedor entre Holzken y Smith avanzará a la final, prevista en junio, ante el inglés George Groves (28-3-0, 20 KOs), súpercampeón de las 168 libras, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB), quien se lesionó en un hombro durante su victoria unánime frente a su connacional Chris Eubank Jr. el 17 de febrero en la Manchester Arena, de Inglaterra. Existe incertidumbre de que “El Santo” Groves pueda recuperarse completamente, pues sufrió una dislocación del hombro en ese combate.

También en Canal de Boxeo: Una gripe saca a Juergen Braehmer de la WBSS

Facebook Comments