Canelo Alvarez y Triple G Golovkin le otorgan la revancha a la Arena T-Mobile – Hubo mucho ruido sobre la posible sede que acogería el segundo duelo entre el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez y el campeón mundial kazajo Gennady “Triple G” Golovkin, pero al final hubo una sola nuez: la Arena T-Mobile, anfitriona del primer pleito y nuevamente el sitio elegido para el segundo choque el 5 de mayo próximo.

La presión y la propuesta económica del histórico Madison Square Garden, de Nueva York, resultaron insuficientes, porque la instalación de las Vegas reflejó ingresos exorbitantes en septiembre pasado, que hacían casi imposible la competencia y mucho menos inclinar la balanza hacia la Gran Manzana.

Los dos grupos envueltos en la decisión, las promotoras Golden Boy (Oscar De La Hoya) y K2 Promotions (Tom Loeffler) , prefirieron “jugar” al seguro, sin riesgos, teniendo en cuenta los miles de turistas presentes en Las Vegas y la gran cantidad de admiradores que nuevamente respaldarán a “Canelo” Alvarez en esa sede, en la que se ha presentado en varias ocasiones con total éxito en las taquillas.

“Estoy contento de regresar por cuarta vez a la T-Mobile Arena para esta histórica revancha contra Golovkin”, dijo Alvarez al darse a conocer el escenario competitivo, que en la versión previa superó los $ 27 millones solo en taquillas – la tercera más alta en la historia – y logró $ 1,3 millones en pago por ver (PPV), cifras que hasta los más escépticos aceptan serán superadas en el segundo pleito.

“Abrí las puertas de esa sede del boxeo al mundo y se ha convertido en mi escenario favorito”, añadió el tapatío, quien en las cuatro presentaciones anteriores en el recinto de la Ciudad del Pecado propinó par de nocauts a los ingleses Amir “King” Khan (6to) y Liam “Beefy” Smith (9no), ambas en 2016, y obtuvo triunfo unánime ante su connacional Julio César “El Junior” Chávez, así como el empate versus Kolovkin, en mayo y septiembre del pasado año, respectivamente

Curiosamente, la jueza estadounidense Adalaide Byrd, que otorgó desproporcionada boleta a Alvarez de !118-110! frente a Golovkin, estuvo también entre los oficiales del duelo versus Khan y Chávez, aunque después del crucial choque con Golovkin recibió un rechazo mundial para esa ilógica apreciación, ajena por completa a lo que ocurrió en el encordado y que obligó a la Comisión de Nevada a otorgarle un receso temporal, alejada del trabajo cotidiano el resto del año.

Días antes de la confirmación de la Arena T-Mobile, Alvarez (49-1-2, 34 KOs) había encendido las redes sociales, al vaticinar un desenlace favorable por la vía del sueño: “Esta vez, Golovkin no tendrá excusas con respecto a los jueces porque voy a noquearlo”, señaló el tapatío en un comunicado. “Esta segunda pelea será para beneficio y el placer de todos los fanáticos”.

Por su parte, el astro de Karaganda, en Kazajastán y radicado en Santa Mónica, California, utilizó la ironía al ratificar el sitio del venidero compromiso: “No tengo problema con regresar a la escena del crimen”, dijo Golovkin sobre la Arena T-Mobile, cuya empresa matriz es la MGM Resorts Internacional (la segunda compañía de juegos más grande del mundo, con sede principal en la ciudad de Paradise, Nevada), que posee más de 70 mil empleados e igualmente es propietaria de casinos, hoteles y espectáculos en varios puntos del planeta. Y enfatizó: “Gané la primera pelea y abandoné el ring como campeón mundial con todos los cinturones. Ahora nuevamente voy a ganar la segunda pelea y será, sin dudas, una noche de oro para mí y para el boxeo”.

Pero en el primer enfrentamiento, “GGG” Golovkin (37-0-0, 33 KOs) no encontró la fórmula para imponer su demoledora pegada, frente a un “Canelo” que se desplazó constantemente por todo el cuadrilátero, evitó los intercambios en la corta distancia y pegó de riposta, aprovechando los descuidos defensivos del europeo.

La estrategia diseñada con precisión por el entrenador “Chepo” Reinoso dio sus frutos: Golovkin se mostró ansioso por conectar en la anatomía del azteca, descoordinado en los ataques e impreciso en el golpeo, lo que aprovechó en muchas ocasiones el astro de Guadalajara para marcar puntos. Tan sorprendido en los inicios como su pupilo, nada funcionó en los ajustes que hizo el afamado técnico Abel Sánchez, porque la mente del kazajo no estaba preparada para hacer la improvisación.

Con ese antecedente del pasado 16 de septiembre, la gran disyuntiva para la venidera reyerta es qué plan táctico utilizará el preparador de Golovkin en aras de neutralizar los desplazamientos de “Canelo”, porque es improbable que el mexicano cambie su estrategia, dado que le otorgó buenos dividendos, principalmente al evitar las arremetidas y la metralla proveniente de los fuertes puños de Triple G.

Ambos con total vehemencia afirman que ganaron el pleito anterior y que noquearán a su adversario en el del 5 de mayo, pero uno será el que tenga la razón. ¿Quién? Esta segunda novela está comenzando y a lo largo de tres meses tendrá muchos capítulos antes de que conozcamos el final el 5 de mayo. ¿”Canelo o Golovkin”?, ahí tiene, querido lector, la disyuntiva. Y nos encantaría conocer su opinión.

Canelo Alvarez y Triple G Golovkin le otorgan la revancha a la Arena T-Mobile

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments