“La Cobra” destruye, Porter y Satybaldinova empatan en Commerce, CA. -COMMERCE, CA. Frente a una energética audiencia en el salón de baile del Casino Commerce, a tan sólo millas de su pueblo del Este de Los Ángeles, la peso gallo Adelaida “La Cobra” Ruiz, de 29 años de edad, se anotó la cuarta victoria de su carrera con un brutal nocaut sobre la debutante Brenda Enríquez. La batalla de cuatro asaltos fue el evento principal de una cartelera de siete peleas presentado por All-Star de Ed Holmes el sábado.

Ruiz (4-0, 1KO) se convirtió en profesional el año pasado después de una pausa de diez años del cuadrilátero para formar una familia, aunque no lo discernirías al verla tranquila, calmada y sosegada al aguardar su oportunidad contra Enríquez (0-1) de West Haven, Utah. Enríquez estuvo dispuesta a negociar con Ruiz a pesar de la desventaja en altura, pero Ruiz fue paciente al buscar conectar su golpe de derecha detrás de un veloz jab.

Cerca del final del primer asalto, Ruiz conectó un sólido golpe de derecha que hizo tropezar a Enríquez y retroceder un poco. “La Cobra” intentó arremeter y acabar con la faena ahí mismo, pero se le terminó el tiempo.

No tomó mucho tiempo en el segundo asalto para que Ruiz retome lo que había dejado interrumpido, y Enríquez se lo facilitó con su disposición de intercambio.

Ese fue su error letal.

Mientras ambas lanzaban fuertes y rápidas combinaciones, Ruiz entró más rápido y más potente derribando a Enríquez con un gancho izquierdo al mentón seguido de un golpe de derecha. La dura Enríquez superó la cuenta pero con piernas tambaleantes, y “La Cobra” no dudó en atacar. Con Enríquez de regreso a las cuerdas, Ruiz conectó otro gancho izquierdo que mandó a Enríquez a estrellarse por las cuerdas y casi completamente fuera del ring.

A los 53 segundos del segundo asalto, a Enríquez ya la habían puesto a dormir y le tomó varios minutos con la ayuda del doctor del ring para recobrar su compostura.
”Sí, me preocupé, porque lo último que yo desearía es lastimar a alguien,” dijo Ruiz después de la pelea. “La manera como la vi caer fue espantosa. Mis respetos para Brenda.”
Después de ver que Enríquez estaba bien, Ruiz habló sobre sus metas futuras.
“Lo que quiero hacer próximamente es una pelea de seis rounds. Ya no más peleas de cuatro,” dijo Ruiz.

Porter y Satybaldinova pelean y empatan
La favorita local Lisa Porter (1-1-2) simplemente no puede tomar un descanso. La boxeadora de peso ligero originaria de San Diego pero residiendo en Sun Valley, California, tuvo un cruce áspero con la debutante Aida Satybaldinova (0-0-1) de Hollywood, CA, nacida en Astana, Kazajistán, en la otra batalla de la noche.

Después de cuatro vigorosos asaltos, los jueces anotaron un empate dividido con un juez anotando 39-37 para Porter, otro con el mismo puntaje pero para Satybaldinova y el tercero 38-38.

Porter venía de una dura derrota por decisión mayoritaria del pasado diciembre contra la tejana de San Antonio Silvia Barrios por el título peso ligero de la NABF, mientras la pelea marcaba la primera para la peleadora asíatica en los Estados Unidos.
Satybaldinova salió como un murciélago del infierno en el primer asalto lanzando golpes sin ton ni son pero por montones. Después de un desprolijo primer round, Porter encontró su ritmo y cuando pudo mantener su distancia conectó con un preciso jab seguido de un derechazo.
“Sabía que ella vendría como una alborotadora como lo hizo,” dijo Porter de 29 años de edad decepcionada después de la pelea. “Tenía la idea de que sería agresiva, de que lanzaría muchos golpes, y no tendría mucho movimiento de cabeza.”

Ignorando el jab, Satybaldinova arremetió conectando ganchos al cuerpo seguidos con golpes a la cabeza de Porter. La local favorita siguió buscando su distancia y conectando derechazos, pero fue más difícil con el alborotado estilo de su rival.
“Mucho jab y movimiento. Me gusta mi estilo, es agresivo. Me gusta dar espectáculo, no tengo miedo pelear, así que la próxima vez necesito trabajar mi jab,” dijo Satybaldinova, de 30 años de edad, cuando se le preguntó qué necesita hacer para ganar su próxima pelea. “Para mí no fue un problema. Ella no fue difícil para mí.”

Para el tercer round era evidente que Satybaldinova no boxearía sino que embestiría con un largo gancho desde afuera, y una vez cerca atacaría al cuerpo o abrazaría. Porter intentó crear cierta distancia ya que estando ahí conectaría primero y mejor, pero parecía dudosa en soltar por la presión de su oponente. Cerca del final del asalto Porter conectó un gran derechazo pero Satybaldinova continúo a pesar de que Porter acribillaba con tiros al cuerpo.

”Ella era más desprolija de lo que pensé, así que hubo veces en que cogí mi ritmo y tuve una buena distancia y pude golpearla”, dijo Porter acerca de lo que estaba trabajando contra su oponente. ”Algunas veces se acercó muy apresurada. Sé que soy una buena boxeadora, he tenido algunas peleas duras, así que no sé, supongo que hay que regresar al gimnasio y trabajar en ello de nuevo.”
El cuarto y último asalto fue el mejor para Satybaldinova, presionando a Porter por los dos rounds, manteniéndose frente a ella y cerrando cualquier apertura para Porter para hacer espacio para conectar de derecha que fue lo que funcionó mejor en la primera mitad de la pelea.
“Estoy muy feliz porque fue mi debut en los Estados Unidos,” dijo Satybaldinova acerca de su desempeño. “Mi sueño es ser campeona mundial, duermo y pienso en ello, como y pienso en ello, esto es mi vida. No creo haber estado mal hoy. Me sentí bien. Sé que necesito ser una campeona y trabajaré duro, la próxima vez ganaré.”

Facebook Comments