Bolsa de Guantes Sueltos – Edición del 05 de abril 2018 -La Bolsa de Guantes Sueltos es una columna colectiva semanal de pensamientos al vuelo, opiniones variadas y comentarios sobre actividad pasada, presente y futura del pugilismo, compiladas por Diego Morilla, editor de Zona de Boxeo. Sígannos semana a semana en #BGSenZDB y en @Zonadeboxeo.

Mauricio apoya a Canelo
Canelo Alvarez ha tenido su cuota de peleas fuera del ring, incluyendo una supuesta agresión ante un boxeador que casi termina por mandarlo a la cárcel. Pero su pelea más amarga y publicitada ha sido quizás su disputa con Mauricio Sulaimán, heredero del trono dejado atrás por su padre José en la cima del Consejo Mundial de Boxeo. Dicha organización ha sido notablemente favorable a peleadores mexicanos a lo largo de los años en parte debido al reconocimiento que tiene el organismo a nivel nacional al tener su sede en México, y por eso mismo quizás la disputa ha sido más notable todavía.

Bolsa de Guantes Sueltos – Edición del 05 de abril 2018, columna colectiva semanal de pensamientos al vuelo, opiniones variadas y comentarios sobre actividad pasada, presente y futura del pugilismo

Pero la reciente cancelación de la revancha ante Gennady Golovkin debido a la suspensión de Canelo por el alegado uso de clembuterol (una droga relacionada con la mejora en el rendimiento deportivo pero que también se puede encontrar en grandes cantidades en la carne bovina en México) aparentemente está siendo aprovechada por Mauricio para intentar simpatizar con Canelo y quizás volver a congraciarlo con el CMB, cuyos cinturones verdes cotizan doble en México por ser considerados el logro mayor de todo boxeador mexicano.

En declaraciones recientes, Sulaimán ha defendido públicamente a Alvarez (49-1-2, 34 KOs) y le ha dado el beneficio de la duda al declarar, entre otras cosas, que “(Canelo) merece una oportunidad de hacer su investigación propia y dar su explicación de lo que sucedió, los lugares donde comió durante el mes de febrero”, dijo el directivo, señalando también la existencia de casos similares en el pasado involucrando a esa misma sustancia ingresando en el cuerpo de otros atletas a través de carne contaminada.

El ya cancelado pleito de revancha Canelo-GGG debía tener en juego los títulos de Golovkin del CMB, AMB y FIB, pero en la primera pelea entre ambos Álvarez había declarado que hubiese rechazado el título especialmente realizado para el combate por el CMB debido a sus disputas aún no resueltas con el organismo. Ahora está por verse si esta declaración de cese del fuego unilateral por parte de Sulaimán ocasiona que Canelo reconsidere su posición en el futuro. Pero por ahora, ambos seguramente evitarán irse a los bifes (si se me permite la ironía) hasta nuevo aviso. – Diego M. Morilla

Bopp busca recuperar terreno
La frase “cuanto más grandes son, más dinero ganan” no es parte de la colección de aforismos notables del boxeo (podría llegar a serlo después de la publicación de este artículo) pero eso no significa que no sea verdad. Es sabido que la capacidad de un boxeador para ganar dinero depende mucho de su tamaño, y que sin importar lo talentosos que sean, cuanto más cerca estén del fondo de la tabla de categorías de peso menos dinero podrán ganar, al menos en reglas generales.

Esta declaración es aún más dramática en el caso de las boxeadoras femeninas, lo cual pone entonces a nuestra protagonista del momento en el puesto más bajo de la cadena alimenticia del boxeo. La argentina Yesica Bopp (33-1, 14 KO) es una de las más talentosas atletas de este deporte, una pionera por derecho propio al haber respondido al primer campanazo en la historia del boxeo amateur femenino en su patria, y un personaje de un carisma ilimitado. Y aún así, los éxitos de sus compatriotas en la escena internacional no le han tocado hasta ahora.

Pero luego de tomarse un año para experimentar la maternidad en 2015, Bopp ha acumulado ya seis victorias seguidas en el camino de retorno a los rings, y apuntará a llevar esa cifra a 7-0 ante su coterránea Soledad Del Valle Frias (13-10-4, 4 KO) este viernes 6 de abril. Bopp finalmente espera atraer a una de las más promisorias estrellas del deporte hoy en día, que no es otra que la ascendente ex olímpica estadounidense Marlen Esparza, quien está buscando un combate de título mundial en un futuro cercano. Para Bopp, será una chance de hacer una gran declaración de su formidable talento ante una oponente más joven, y quizás finalmente sacar alguna ganancia grande en una carrera en la que todas las demás satisfacciones se le han dado con creces. – Diego M. Morilla

Aziza Oubaita, vence a su rival más temible
Cuando la marroquí radicada en Francia Aziza Oubaita sufrió una insuficiencia cardíaca pensó que el boxeo, uno de los amores de su vida, había terminado para siempre. Pero hace 18 meses, Oubaita recibió un trasplante de corazón, que le permitió vencer al rival más temible de su vida y después de un largo proceso de recuperación y recibida la indispensable alta médica, pudo regresar a las actividades cotidianas del gimnasio, con el sueño ahora tangible de escalar el cuadrilátero. Hoy Oubaita se entrena a toda capacidad en un gimnasio parisino, con el propósito de combatir nuevamente como profesional. “Estoy haciendo lo que tengo que hacer ahora, cada paso es una victoria sobre la enfermedad”, dijo Oubaita desde su cuartel general en París, donde reside. “Tenía muy claro que mi objetivo era volver a practicar boxeo y competir. Voy a seguir trabajando duro, porque mi verdadero adversario, la enfermedad, perdió esta batalla”. Oubaita es un ejemplo de voluntad y tesón, ya que después de la intervención quirúrgica permaneció un tiempo sin poder hablar ni caminar. En su último combate Oubaita había sido derrotada unánime por la argentina Carolina “La Turca” Duer, el 26 de marzo de 2011, en Argentina, donde la local hizo la primera defensa del título de la Organización Mundial (OMB) en las 115 libras. – J.J. Álvarez

Deontay Wilder olvidó que el pez muere por la boca
Las perturbadas declaraciones del estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder al programa The Breakfast Club, que transmitieron varias emisoras de radio en Estados Unidos, podrían desembocar en una suspensión al monarca de la división pesada, del Consejo Mundial (CMB). Con total insensibilidad por la vida humana, Wilder (40-0-0, 39 KOs) dijo que deseaba añadir una muerte a su trayectoria boxística, porque “cuando estoy allí (sobre el ring) estoy loco, no cuenta nada más, ni siento compasión por el ser humano que tengo enfrente”.

En respaldo de sus irresponsables palabras Wilder explicó que estuvo a punto de lograr su objetivo ante el polaco Artur Szpilka, al que anestesió en el noveno asalto en 2016. “Cuando le tumbé, no respiraba, y pensé de verdad que estaba muerto”. En su consecuencia, la Comisión Disciplinaria del CMB abrió un procedimiento contra el púgil, porque “son palabras que no se pueden ignorar, van en contra del código ético del organismo”. Si Wilder estaba en sus cabales – lo cual no parece muy realista- olvidó que el pez muere por la boca. – J.J. Álvarez

Facebook Comments