Francisco “El Bandido” Vargas ha participado no en una sino en DOS “Peleas del Año”, y dos otras peleas demoledoras que pondrían a cualquier otro boxeador a temblar.

¿Podrá algún día tener una pelea fácil?

Vargas (24-1-2, 17 KOs) buscará encontrarse con eso cuando choque con Rod Salka (24-4, 4 KOs) en el evento estelar de este jueves 12 de abril en el Fantasy Springs Casino en Indio, California. Este combate de peso súper pluma a 10 asaltos será televisado por ESPN2, ESPN Boxeo y transmitido en vivo vía streaming por RingTVLive.com.

El año pasado, Vargas cambió de sede y de entrenadores, y comenzó a trabajar con los hermanos Joel y Antonio Díaz. El enfoque fue mantener al excampeón oriundo de Ciudad de México alejado de esas peleas sangrientas y feroces a las que estaba acostumbrado.

No funcionó… pero funcionó. Vargas salió indemne de su choque con el inglés Stephen Smith en diciembre pasado en Las Vegas, pero el británico no tuvo tanta suerte. Fue forzado a abandonar con una parte de su oreja colgando de un hilo de carne tras un cabezazo accidental. Para Vargas, al menos fue un paso en la dirección correcta.

Antes de eso, Vargas venía de perder su título del CMB ante Miguel Berchelt tras sufrir cortes en ambos ojos y en el puente de su nariz. Apenas si podía ver los golpes entrando, y la pelea fue misericordiosamente detenida en el 11er round.

En 2015 y 2016, el guerrero de Ciudad de México estuvo involucrado en dos Peleas del Año seguidas, ante Takashi Miura y Orlando Salido respectivamente. A pesar de haber emergido sin una derrota, los dos encuentros fueron brutales.

Tim Bradley, quien estuvo involucrado en una Pelea del Año en 2013, dijo que era un honor pero también una maldición estar involucrado en peleas encarnizadas tan notables.

“Uno no quiere estar en la Pelea del Año, porque eso significa que has recibido muchos golpes”; dijo Bradley, cuyo terrible encuentro con Ruslan Provodnikov en el StubHub Center lo llevó a ganar esa distinción. “Yo pensé que me moriría”.

Ahora Vargas enfrenta a Salka, quien tras perder por nocaut en el segundo asalto ante el excampeón Danny García acumuló cinco triunfos consecutivos. El boxeador nativo de Pennsylvania no es conocido por su pegada si no más bien por su velocidad.

A pesar de los cambios en su movimiento de cabeza y su postura para pelear por dentro, Vargas, de 33 años, parece tener un imán para las peleas sangrientas. Y aún así, solamente tiene una derrota en su carrera.

Otros combates

Un choque en el peso super pluma enfrentará a Aidar Sharibayev (7-0, 6 KOs) ante Andrew Cancio (17-4-2, 13 KOs) en una pelea a diez asaltos.

Sharibayev es native de Kazajistán y Cancio es oriundo de la vecina ciudad de Blythe, California, y que se ha hecho conocido por descarrilarle la carrera a varios púgiles que no estaban a la altura de las circunstancias. Debería ser un choque interesante.

El invicto peleador de San Diego, Genaro “El Conde” Gamez (7-0), choca con Shoko Sakai (23-7-2, 13 KOs) oriundo de Japón y residente de la Ciudad de México. Ambos peleadores son conocidos por estar siempre involucrados en peleas de alto vuelo.

Gamez, de 22 años, tendrá al entrenador Robert García en su rincón. Peleó por última vez en febrero en este mismo lugar. Tuvo problemas para cumplir con el peso reglamentario, y en Sakai tendrá a un duro oponente que viene de derrotar al británico Ashley Theophane y de un duro empate ante Cameron Krael.

Gamez y Sakai podrían robarse la noche en su pelea de peso súper ligero pactada a seis asaltos.

Previamente, el irlandés Aaron McKenna (2-0) regresa para enfrentar a Keasen Freeman (4-1) en un choque de peso welter a cuatro asaltos.

Otros

Eric Rodríguez chocará con Genaro Caballero, quien estará haciendo su debut. Caballero es el hermano menor del excampeón mundial Randy Caballero.

Ricardo Arias (1-2-1) choca con Javier Padilla (5-0-1) de Indio en una revancha de peso súper gallo tras la pelea en la que empataron en el StubHub Center el verano pasado.

Jonathan Navarro del barrio East L.A. tenía un rival que no cumplió con el peso pactado, y su pelea está en duda.

Facebook Comments