Gervonta Davis: “Jesús Cuéllar es mi rival más difícil” -Extravagante y alardoso como su mentor Floyd Mayweather Jr., el zurdo estadounidense Gervonta Davis parte como favorito frente al argentino Jesús Cuéllar, a quien enfrentará por la corona de súpercampeón de las 130 libras, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB), el 21 de abril, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, en un duelo que la gran mayoría de expertos vaticina finalizará antes de los 12 asaltos programados.

Dueño de innegables habilidades y poder en sus puños, “El Tanque” Davis (19-0-0, 18 KOs) afronta este compromiso, seguro que saldrá con el brazo en alto, aunque no menosprecia a su rival, ex monarca pluma de la Asociación Mundial (AMB) e incluido por derecho propio entre los boxeadores que son capaces de derribar a un miura si conecta con precisión.

Davis, de 23 años, viene de perder en la báscula la faja súperpluma de la Federación Internacional (FIB), un día antes de anestesiar en el octavo asalto al costarricense Francisco Fonseca, el 26 de agosto del pasado año, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Pero antes, el protegido de “Money” Mayweather había brillado en el primer mes de 2017, al conquistar el cinturón del orbe, noqueando en el séptimo episodio al puertorriqueño José Pedraza, también en el Barclays Center, y unos meses después demostró su valía en territorio británico, igualmente aplicando el cloroformo en el tercer round al entonces invicto Liam “El Destino” Walsh, en la Copper Box Arena, de Londres, capital de Inglaterra.

Sin embargo, el explosivo y talentoso Davis es consciente que “El Jinete” Cuéllar (28-2-0, 21 KOs) no es un rival más, sino un peligroso adversario que puede echar por tierra la aureola de extraclase que le han endilgado en la empresa Mayweather Promotions, consecuencia de una meteórica carrera con espectaculares triunfos sobre el encordado.

“Cuéllar es el oponente más duro que he tenido hasta la fecha”, afirmó ante los medios Davis, oriundo de la ciudad de Baltimore. “Sé que es rudo y muy duro, pero estoy esperando con ansiedad el desafío. De hecho siento una gran felicidad porque el combate será en Brooklyn, que está cerca de Baltimore y espero que muchos de fanáticos asistan a la velada para ver cómo me convierto en monarca mundial otra vez”.

Hace pocos meses, Davis cambió al veterano entrenador Calvin Ford por Kevin Cunningham, este último con las riendas de Cory Spinks cuando el púgil se adueñó de los títulos mundiales en 147 y 154 libras, e igualmente preparó al norteño Devon Alexander hacia una faja del orbe.

Junto al talento de Davis, el otro gran obstáculo de “El Jinete” Cuéllar, de 31 años, es el óxido que podría mostrar después de 16 meses sin combatir, ya que su última reyerta la efectuó ante el mexicano Abner Mares, quien el 12 de diciembre de 2016 le arrebató la faja pluma de la Asociación Mundial (AMB), en el USC Galen Center, de Los Angeles, California, donde el sudamericano besó la lona en el undécimo asalto.

No obstante, Manuel Robles Jr., el entrenador de Cuéllar, afirmó que no siente ninguna preocupación por el alejamiento temporal de su discípulo, ya que “es un tipo de boxeador que siempre está en el gimnasio, siempre se entrena, tenga combate programado o no”.

Sobre el plan de acción que mostrará Cuéllar ante Davis, Robles Jr. dijo al sitio BoxingScene.com que no existe secreto que revelar, pues hará lo que siempre hace: “presionar todo el tiempo en la corta distancia y durante los 12 asaltos. El está preparado física y mentalmente para llevarlo a cabo”.

Antes de su fracaso frente a Mares por decisión dividida, Cuéllar sumaba 11 triunfos consecutivos, después de caer por nocaut en siete rounds versus el colombiano Oscar “El Guerrero” Escandón, el 15 de octubre de 2011, en Argentina.

Jesús Cuéllar habla del combate contra Gervonta Davis:

Facebook Comments