¿Quién ganará Jorge Linares o Vasyl Lomachenko? -Aunque la crítica especializada se inclina por un triunfo del ucraniano Vasyl Lomachencko frente al venezolano Jorge Linares, el 12 de mayo, en el histórico Madison Square Garden, de Nueva York, existen aristas de uno y otro que deben ser tomadas en cuenta a la hora de ofrecer un vaticinio. Veamos.

Tanto para “El Niño de Oro” Linares (44-3-0, 27 KOs), quien expone por cuarta vez la corona de la Asociación Mundial (AMB) en las 140 libras, como para el retador “Hi-Tech” Lomachenko (10-1-0, 8 KOs), el pleito significa un gigantesco reto, que obligará ambos a dar lo mejor de sí para salir con el brazo en alto.

Linares, de 32 años, suma 13 victorias consecutivas, desde aquel fatídico 31 de marzo de 2012, cuando sucumbió en el segundo asalto a los puños del mexicano Sergio “Yeyo” Thompson, en Cancún, México, donde besó la lona antes que el árbitro Bill Clancy detuviera el enfrentamiento debido a una cortadura en el párpado izquierdo, que el médico recomendó finalizar para evitar un mal mayor.

A partir del fracaso, el oriundo de Barinas entregó las tareas del entrenamiento al cubano Ismael Salas, máximo responsable de las mieles del triunfo que saborea hoy el sudamericano, incluida la actual corona de las 135 libras. Pero, Salas no ha estado en forma directa en la preparación de Linares, debido a un compromiso previo establecido con el inglés David Haye, recién derrotado por nocaut en el quinto asalto por su coterráneo Tony Bellew, en la revancha, disputada el 5 de mayo, en Londres, capital de Inglaterra.

Para el venidero compromiso, Linares lleva algunas ventajas como son su mayor experiencia en el boxeo de paga, fortaleza en la pegada, así como superior alcance y estatura. No son determinantes en modo alguno, aunque sí podrían conducirlo a la victoria si consigue aplicar un buen plan táctico, que neutralice las características de su rival europeo, asentado en la ciudad californiana de Oxnard.

Linares viene de imponerse unánime al filipino Mercito “El Guerrero” Gesta, el 27 de enero, en el Forum, de Inglewood, también de California, donde sufrió un corte legal sobre el ojo derecho, que no tuvo mayores consecuencias.

Reconocido por ser un guerrero a toda prueba, Linares en esta oportunidad le conviene combatir en la larga distancia, para aprovechar que posee mayor extensión de brazos, junto a ello debe contrarrestar los rápidos movimientos de piernas de Lomachenko, un peleador zurdo, muy escurridizo que se mueve sobre el cuadrilátero con increíble velocidad.

“Será el combate más importante en toda mi carrera y para ello me he preparado a tiempo completo”, escribió Linares en su cuenta de Twitter. “Cada día trabajo más duro, cada vez más fuerte, aprendiendo cosas diferentes, buscando velocidad, buscando estrategia y eso es lo que se quiere, pero me gusta lo que hago, disfruto muchísimo la preparación física y todos los días me siento más motivado, por mi hija, por mi familia y por mi equipo”.

“Hi-Tech” Lomachenko, de 30 años, tiene solo 11 pleitos en el boxeo de paga, pero en su trayectoria amateur sumó otros 400, incluidos par de títulos olímpicos y otros dos en mundiales aficionados, así como máximas coronas pluma y súperpluma de la Organización Mundial (OMB). Entre los profesionales, Lomachenko ha ganado sus últimos siete combates antes del límite, y en los cuatro más reciente sus rivales han abandonado, debido a su velocidad y pegada.

Fue el zurdo cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux la última víctima, en diciembre pasado, cuando se dilucidó una interrogante que flotaba en el aire: ¿cuál de los dos es el mejor después que arrasaron en el mundillo amateur? Con un desenvolvimiento preciso y sin otorgar resquicios, la respuesta la ofreció el ucraniano ante un pasivo Rigondeaux, muy lejos de sus mejores momentos en su carrera. El cubano abandonó sin salir a combatir en el séptimo, después de tirar un cifra irrisoria de !15 golpes! golpes en seis episodios.

“Linares es muy rápido, tiene buenas manos, buena defensa, buena pegada de puños y la inteligencia del boxeo”, señaló Lomachenko a Sport Arena. “Será mi pelea más difícil, pero creo que voy a ser el primer campeón del mundo de Ucrania en tres categorías”.

Como se observa, Linares posee enorme talento, al igual que Lomachenko, de ahí que el ganador será el que logre imponer su plan táctico y dominar en las acciones a través de los 12 asaltos. Linares expondrá tamaño, experiencia y poder en los puños, mientras Lomachenko se apoyará en los desplazamientos, en su forma elusiva e igualmente técnica, para sacar ventaja y quizás convertir al sudamericano en la quinta víctima que debe rendirse antes del duodécimo, como está programado.

“No voy a abandonar, que es lo que la gente comenta y alaba de Lomachenko”, afirmó Linares, también ex monarca pluma y súperpluma, sobre esa interrogante. “No me importa que todos sus últimos rivales se hayan retirado antes de terminar la pelea. Conmigo será diferente”.

¿Quién ganará Linares o Lomachenko? Difícil pronóstico. Pero me inclino por un triunfo del sudamericano por la vía judicial.

Facebook Comments