“El Alacrán” Berchelt y “Mickey” Román noquean y serán rivales obligatorios -Con triunfos convincentes por la vía del cloroformo el sábado 23 de junio, los dos “migueles” mexicanos Berchelt y Román, despejaron el camino para verse las caras en un pleito que tendrá carácter obligatorio, según ha dispuesto el Consejo Mundial (CMB).

Menos de tres asaltos necesitó “El Alacrán” Berchelt (34-1-0, 29 KOs) para acabar con la resistencia del argentino Jonathan “Yoni” Barros (41-6-1, 22 KOs), quien no aceptó la recomendación de su entrenador de detener el combate, cuando el azteca le estaba propinando una paliza, era poco o nada lo que le quedaba por hacer, y resultaba lo más aconsejable.

Barros, de 34 años, atacó en los primeros compases del combate, disputado ante una entusiasta concurrencia en el Polifórum Zamná, de Mérida, Yucatán, lugar de nacimiento de Berchelt, ahora radicado en Cancún, Quintana Roo. Los gritos de “México, México, México”, que se escuchaban en la instalación enardecieron al visitante, mientras el local se mostraba ecuánime, sin descargar sus poderosos puños durante el “minuto de estudio”.

Pero rápidamente Berchelt, de 26 años, evidenció que no estaba dispuesto a ceder la faja de las 130 libras. Una combinación cuando Román estaba sobre las cuerdas, marcó la trayectoria de lo que ocurriría a continuación. En el tercer minuto, el monarca impactó con ambas manos en instantes que el sudamericano iba en retroceso. La izquierda final de la seguidilla tomó desbalanceado a Barros y sus piernas tratabillaron, pero no cayó. Unos instantes después, y casi cuando la campana era inminente, el astro de Yucatán acorraló a Barros sobre las sogas y con una combinación lo hizo caer. De inmediato, el réferi Michael Griffin hizo la indispensable cuenta protectora y al reiniciar las acciones sonó el gong.

En la segunda ronda, Barros salió nuevamente con ansias de no ceder la oportunidad de convertirse en campeón universal. Tiró varios golpes que impactaron en el cuerpo y el rostro de Berchelt, quien mostró paciencia y determinación. En la mitad de la fracción, el púgil anfitrión combinó con ambas manos y con una derecha a la cabeza obligó al argentino a poner sus rodillas sobre el tapiz. Griffin cumplió con el reglamento al señalar conteo de recuperación.

Tras preguntarle a Barros cómo se encontraba, el juez le iba a otorgar la posibilidad de continuar, pero el entrenador del sudamericano escaló el cuadrilátero y le dijo a su discípulo “no más”. Barros no aceptó la decisión, señalando que quería seguir en la refriega, pero el técnico le repitió varias veces “no estabas bien, no estabas bien”.

Para Berchelt, que sumó las duodécima victoria antes del límite en 13 ascensos al cuadrilátero, fue la tercera defensa exitosa del cinturón, que conquistó frente al también azteca Francisco “El Bandido” Vargas, el 28 de enero, de 2017, en Indio, California, y reconocida entre las mejores peleas del pasado año. El duelo Berchelt-Vargas se convirtió en una guerra de principio a fin, que concluyó en el undécimo capítulo a sugerencia del médico, pues el derrotado tenía un corte en el puente de la nariz, otra cortadura en el ojo derecho, ambos producto de los golpes, junto a otro corte sobre el ojo izquierdo a consecuencia de un cabezazo accidental, en el cuarto round.

El único fracaso de Berchelt se lo infligió el colombiano Luis Florez en marzo de 2014. Sorprendentemente Florez derribó a Berchelt cuando solo habían transcurrido menos de dos minutos del primer asalto, en el Palenque, de Chiapas, en pleito de la división ligera (135).

“MICKEY” ROMAN TAMBIÉN ANESTESIO A MICHEL MARCANO
En la Plaza de la Mexicanidad, de Ciudad Juárez, Miguel “Mickey” Román (60-12-0, 47 KOS) no solo le ofreció un gran alegrón a los miles de fanáticos que asistieron a la velada, sino que confirmó su posición de retador obligatorio ante su compatriota Miguel Berchelt para disputar la faja de las 130 libras, correspondiente al CMB.

Con un desenvolvimiento preciso y efectivo, Román, de 32 años, propinó nocaut en el segundo asalto al entonces invicto venezolano Michel “El Gallo de Oro” Marcano (17-1-0, 14 KOs), quien venía de imponerse también por la vía del sueño en la primera ronda a su coterráneo Alfix Aguana, al que el año anterior le suministró la misma receta e igualmente en el asalto de apertura.

En el segundo asalto, Román, monarca FECARBOX (Federación del Caribe), impactó en el hígado del fornido venezolano y éste cayó el tapiz sin levantarse durante la cuenta de diez del árbitro Edward Collantes.

“Llegó el momento por el cual he estado esperando tanto tiempo y he hecho tantos méritos”, dijo Román al consumarse la victoria. “La pelea por el título mundial sería la siguiente, así que espero no hayan más pretextos para enfrentarme a Berchelt”.

BERCHELT Y ROMAN OBLIGADOS A REALIZAR NEGOCIACIONES
A partir del lunes 25 de junio, los representantes de Miguel Berchelt y Miguel Román tienen 30 días de negociaciones para llegar a un acuerdo, que ponga sobre el cuadrilátero a los dos gladiadores, en el que estará en juego el cinturón verde y oro del Consejo Mundial (CMB), que posee “El Alacrán” Berchelt.

Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, señaló horas antes de los pleitos de los dos púgiles, que “el próximo lunes (25) enviaremos una carta a los dos peleadores y a sus representantes informando del inicio de libres negociaciones (…) y si no llegan a un acuerdo, entonces habrá una subasta para montar el combate”.

Facebook Comments