Claressa Shields amenaza el reinado de Christina Hammer -Desde 2010, cuando conquistó el título mundial de la división mediana, la kazaja-alemana Christina Hammer es considerada la principal figura de las 160 libras entre las féminas, reconocimiento que reforzó seis años más tarde, al añadir el cinturón del Consejo Mundial (CMB).

Pero ahora el reinado de Christina “La Dama” Hammer (23-0-0, 10 KOs comienza peligrar con el ascenso y consolidación de la joven estadounidense Claressa “T-Rex” Shields (6-0-0, 2 KOs), doble monarca olímpica en Londres-2012 y Río de Janeiro-2016, único representante del boxeo de Estados Unidos, hombre o mujer, con par de medallas doradas en citas cuatrienales.

Shields, de 23 años, igualmente ha demostrado su valía en el pugilismo rentado, pues con solo seis pleitos ya se ha apoderado de cuatro fajas del orbe, dos en las 168 libras (Consejo Mundial y Federación Internacional ), y otras dos en las 160 (Asociación Mundial y Federación Internacional), estas últimas las obtuvo al vencer unánime el pasado sábado 23 de junio a la costarricense Hanna “La Amazona” Gabriels (18-2-1, 11 KOs), en el Masonic Temple, de la ciudad de Detroit, Michigan.

Fue un duelo de campana a campana, entre un bisoña con extraordinario talento (electrizante velocidad de manos y piernas, buenos desplazamientos y una técnica envidiable) y la veterana Gabriels, 12 años mayor, quien dejó momentáneamente los cinturones de la Organización Mundial (OMB) y la Asociación Mundial (AMB), de las 154 libras, en busca de los vacantes AMB y FIB del peso inmediato superior.

Gabriels vendió cara su derrota. Incluso en el primer asalto sorprendió a la norteña con un recto de derecha seguido por un efectivo gancho de zurda, que derribó a Shields, al tiempo que le hizo expulsar el protector bucal. Tras la caida, Shields se puso en pie sin dificultad y aguardó el conteo del réferi Gerard White en completo dominio de sus facultades físicas. Un golpe efectivo, sin consecuencias.

En lo adelante, Shields mayoreó a Gabriels, apoyándose en las combinaciones, que cerraba con el gancho de zurda al rostro. La veterana tica se movía constantemente, golpeaba de riposta, aunque los mejores golpes salían de los puños de la estadounidense. Algo cansada se vio a “La Amazona” desde la mitad del pleito y hasta el cierre. No obstante, en su impresión personal, los oficiales no fueron justos con la votación de 98-91 y 97-92 (2).

“Desde mi punto de vista, creo que estaba (la pelea) para un empate y no perder así (por fallo unánime), pero esto es boxeo”, escribió Gabriels en su página de Facebook. “Estoy tranquila. Di todo lo que tenía y quiero demostrar que no importa lo que uno esté pasando, hay que luchar para salir adelante y superarnos a nosotros mismos”.

Shields, quien venía de imponerse a su coterránea y súper veterana Tori “La Abuela” Nelson también por las tres boletas de los jueces reconoció la calidad de la peleadora tica, una guerrera que ratificó su valía, combatiendo de tú a tú a lo largo de los 12 asaltos.

“Ella es fuerte”, dijo Shields. “Me capturó con un golpe en el primer round, pero en seguida pensé: ´Sé inteligente, usa el jab, mueve la cabeza y trata de cansarla´. Y lo conseguí, pues en el sexto noté que comenzó a dar muestras de agotamiento. Entonces arrecié el ataque. Pero ella tuvo mucho corazón, peleó y dejó en claro por qué es una campeona”.

Casi de inmediato de finalizar Shields sus palabras, la kazaja Hammer subió al cuadrilátero para retar a la ganadora y entonces hubo ofensas cruzadas -también golpes al aire que casi impactan en Steve Farhood, locutor de Showtime- , las dos con la intención de verse las caras sobre el cuadrilátero, en un futuro cercano.

“Estoy cansada de que Hammer me falte el respeto todo el tiempo”, expresó Shields. “Ella viene al ring despues de todas mi peleas, habla basura, y luego entra y se va. Estoy harta de eso. Pero le hago saber que estoy más que lista para pelear contra ella. Quiero pelear contra ello y tenemos que unificar los títulos”.

En la misma velada, Hammer, de 27 años, había derrotado con relativa facilidad a la norteña Nelson (17-2-3, 2 KOs), quien el 26 de agosto próximo cumplirá 42 años. Para la europea fue la duodécima defensa exitosa de la Organización Mundial (OMB) y la tercera del Consejo Mundial (CMB), la primera conseguida ante la retirada estadounidense Teresa Perozzi, el 23 de octubre de 2010 y la otra al imponerse por idéntica vía a la igualmente norteña Kali Reiss, el 5 de noviembre, de 2016.

“Tengo muchos deseos de pelear contra Claressa”, dijo Hammer ante un grupo de periodistas. “Ella tratará de combatir en la corta distancia, pero mi trabajo de piernas y mi alcance marcarán la diferencia. Será la pelea entre mujeres más grande de todos los tiempos”.

Si se concreta el Shields-Hammer, será, sin dudas, un apetitoso combate entre dos boxeadoras extraclase. De parte de la germana estaría su experiencia, buen sentido de la distancia y golpeo preciso. La estadounidense aportará el ímpetu juvenil, sus constante jab de zurda y las ansias de convertirse en la mejor del mundo, como ha lanzado a los cuatro vientos.

Hammer está consolidada en las 160 libras. Pero Shields es una amenaza para su trono si finalmente se mantiene en la categoría mediana.
Claressa Shields amenaza el reinado de Christina Hammer

Facebook Comments