Murat Gassiev y Oleksandr Usyk, listos para final de la Súper Series -Una avalancha de fanáticos se lanzó el primer día en busca de boletos, para el postergado combate entre las dos principales figuras de la división crucero, el ruso Murat Gassiev y el ucraniano Oleksandr Usyk, quienes definirán el título de la Súper Serie Mundial (WBSS), el 21 de julio, en el Estadio Olímpico de Moscú, Rusia.

Según reportan las autoridades del boxeo en la capital rusa, fue un rotundo éxito el día inaugural, al venderse más de 7 mil entradas, en las taquillas del complejo deportivo “Olimpiysky”, que en el escenario central tiene capacidad para 35 mil espectadores y de acuerdo a la demanda inicial, estará totalmente a tope para el trascendental duelo entre los dos colosos de las 200 libras.

Además de la corona del torneo, el ganador ostentará los cuatro títulos de la categoría, pues “El Hierro” Gassiev (26-0-0, 19 KOs) posee el de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y el de la Federación Internacional (FIB), en tanto el zurdo Usyk (14-0-0, 11 KOs) exhibe los correspondientes al Consejo Mundial (CMB) y la Organización Mundial (OMB).

También resulta estimulante para ambos púgiles, que el que salga con el brazo en alto se unirá a los estadounidenses Bernard Hopkins (en 2004), Jerman Taylor (2005) y Terecen Crawford (2017), como los únicos en la historia con los cuatro títulos en sus respectivas divisiones.

Junto al reconocimiento de “Mejor Crucero” del mundo, el triunfador obtendrá como premios el Trofeo Muhammad Alí, un cinturón “Diamante” del Consejo Mundial (CMB) y un cheque de $ 10 millones, del total de $ 25 millones que reparte el novedoso certamen, distribuidos para todos los participantes, entre los que se incluyen los cubanos Yunier Dorticós y Mike Pérez, el letón Mairis Briedis, el serbio-alemán Marco Huck, el polaco Krzysztof Wlodarczyk y el ruso Dmitry Kudriashov, eliminados en choques previos.

Gassiev, de 23 años, y Usyk, de 30, debían chocar el 11 de mayo, en Jeddah, Arabia Saudita, pero casi un mes antes, el ucraniano sufrió una lesión menor en el codo izquierdo durante una sesión de entrenamiento, lo cual obligó a posponer el pleito y buscarle una nueva sede.

Fuentes cercanas a las negociaciones mencionaron que Usyk, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, estaría a punto de retirarse del pleito, porque no aceptaba a Rusia para disputar el trascendental enfrentamiento, pero el propio boxeador desmintió las versiones.

“Eso es mentira”, dijo Usyk molesto y con total vehemencia a Sky Sports. “Estoy listo para ir a la Antártida si es el sitio en el que debo pelear contra Gassiev. Ya lo hice con éxito en los cuartos de final (se impuso por KO en 10 asaltos al serbio Marco Huck, en Berlín) y en semifinales (venció por fallo mayoritario al letón Mairis Briedis, en Riga). Y ahora también voy a ganar en Moscú”.

Usyk expresó que tiene mucha ilusión con el combate, pero que estuvo esperando por la información que debían suministrarle los organizadores de la Súper Serie, precisando dónde se efectuaría la pelea, así como otros detalles. “Particularmente deseo enfrentar a Gassiev y sé que él también quiere hacerlo contra mí, al igual que los fanáticos que están deseosos por conocer quién es el mejor crucero del momento. Todo lo demás es pura especulación”.

Gassiev, quien se entrena bajo las órdenes del mexicano Abel Sánchez, en Big Bear, California, igualmente afirmó que “estoy listo para pelear contra Usyk en cualquier lugar del mundo. Y espero que será un duelo grandioso, que le dará la gloria al ganador”.

Para llegar al cierre del torneo, Gassiev derrotó por nocaut técnico en el tercer asalto, al polaco Krzysztof Wlodarczyk, en octubre, en la ciudad estadounidense de Newark, Nueva Jersey. Y con posterioridad también aplicó el cloroformo en la ronda de despedida, al cubano Yunier Dorticós, el 3 de febrero, en Sochi, Rusia.

Facebook Comments