Avanesyan le enseñó el camino del retiro a “Sugar” Mosley -La balanza se inclinó hacia el lado negativo: pudo más el paso del tiempo sobre la desgastada anatomía del veterano Sugar Mosley, que los consejos de su preparador Roberto “Mano de Piedra” Duran, otro monstruo sagrado del boxeo.

Haciendo de tripas, corazón, “Sugar” Mosley, de 44 años, se empleó todo cuando pudo, pero fue incapaz de evitar el décimo revés de su carrera, ante un “Ava” Avanesyan (22-1-1, 11 KOs) 17 años más joven, de inferior experiencia, pero con mayor poder de fuego en sus puños. El resultado es una muestra más que no puede seguir dándole largas a colgar los guantes definitivamente.

Quizás por la entrega de Mosley en el combate, o en tributo a su exitosa trayectoria boxística, el árbitro Raúl Caíz otorgó votación cerrada de 114-113, pero más ajustado a lo acontecido sobre el cuadrilátero estuvieron Dennis O´Connell y Sergio Caíz, ambos con boletas de 117-110.

De cualquier forma, existieron pocas dudas de la victoria obtenida por el desconocido Avanesyan, quien retuvo la faja interina welter de la Asociación Mundial (AMB).

Desde que cayó unánime en seis asaltos ante su coterráneo Andrey Klimov, en julio de 2009, Avanesyan suma 20 victorias y un empate, éste en 12 asaltos ante el también ruso Aslanbek “El León” Kozaev, en marzo de 2013.

Para los seguidores del boxeo, las intenciones de Mosley de continuar en el Arte de Fistiana, es un riesgo innecesario, que pone en peligro su salud y solo se puede entender por necesidades económicas, más allá de su indiscutible amor por la disciplina que le ha dado fama y momentos de gran alegría.

A escasos cuatro meses de cumplir 45 años (7 de septiembre), Mosley no tiene nada que demostrar e incluso su brillante trayectoria lo conducirá al Salón de la Fama del boxeo internacional, el nicho simbólico donde descansan por siempre los inmortales de la disciplina.

Nacido en Lynwood, California, Mosley conquistó tres coronas mundiales en las divisiones, ligera, welter y súper welter, y entre sus triunfos sus más sobresalientes están los dos ante el mexicano-estadounidense Oscar De La Hoya en 2000 y 2003.

En el primero Mosley se impuso por fallo dividido a De La Hoya, con la corona welter en juego, en el Staples Center, de Los Ángeles, California. En la otra, “Sugar” recibió voto unánime de los jueces y se adueñó del cinturón de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y el regular del Consejo Mundial (CMB), en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Pero posterior a la doble victoria ante De La Hoya, Mosley sucumbió también par de veces frente a su coterráneo, el zurdo Ronald “Winky” Wright, quien le arrebató esas dos fajas mundiales.

Después, Mosley tuvo altibajos entre 2007 y 2012, etapa en la que cayó ante el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto (2007), el estadounidense Floyd “Money” Mayweather (2010), el filipino Manny “PacMan” Pacquiao (2011) y el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez (2012), todas por votaciones unánimes.

Entonces con 41 años y convencido que había llegado la hora de colgar los guantes, Mosley afirmó: “Espero que recuerden que amaba pelear. Ha sido muy divertido”.

Pero haciendo caso omiso de su posición anterior (y de los riesgos a su salud), Mosley salió del ostracismo cuando habían transcurridos solo 12 meses. Para su satisfacción obtuvo un triunfo unánime ante el mexicano Pablo “El Demoledor” Cano, en Cancún, México, donde disputaron la faja vacante Internacional welter del Consejo Mundial (CMB).

Con el ego por los cielos por el resultado, Mosley enfrentó seis meses después al australiano Anthony “El Hombre” Mundine, el 27 de noviembre de 2013, en Nueva Gales del Sur, Australia. Pero no le fue nada bien. Porque fue derrotado por nocaut técnico en el séptimo capítulo y el fracaso lo motivó nuevamente a dejar el pugilismo activo.

No obstante, y casi dos años más tarde de aquel traspié, que según sus palabras había marcado (otra vez)  la hora de abandonar el boxeo, Mosley volvió con victoria por nocaut técnico en el sexto asalto ante el nicaragüense Ricardo “El Matador” Mayorga, en el Forum, de Inglewood, California.

Cumpliendo lo que la gran mayoría vaticinaba, Mosley anestesió a Mayorga, de 41 años, quien se presentó en deficientes condiciones físicas y recibió un gran castigo hasta el fatídico sexto episodio, cuando el árbitro decretó ganador al norteño.

Y en diciembre pasado, Mosley también aniquiló en el décimo capítulo al zurdo venezolano Patrick “El Elegante” López, en la Arena Roberto Durán, de Ciudad Panamá, donde ganó el título Internacional welter de la Asociación Mundial (AMB), en una cartelera con el nombre de “KO a las drogas”, como parte de la 94 Convención de ese organismo.

Después del fracaso ante Avanasyan el criterio es unánime: “Sugar” Mosley debe observar el boxeo a través de la pequeña pantalla o ser uno más entre los asistentes a cualquier cartelera. Pero NUNCA más recibir castigo de otro púgil. Las consecuencias pueden ser funestas…..

Facebook Comments