Anthony Bellew demolió a Ilunga Makabu -Después de cumplir el sueño de actuar en una película, el inglés Anthony Bellew ansiaba complementar su “doble personalidad” con una corona mundial en boxeo. Y lo logró al demoler al surafricano Ilunga Makabu, el 28 de mayo, en Liverpool, Inglaterra, donde en forma brillante se agenció el título vacante crucero del Consejo Mundial (CMB)

“Tony” Bellew, quien utilizó el nombre ficticio de “Ricky Conlan” en la película Creed, pasó ahora un susto mayúsculo ante “El Junior” Makabu (19-2-0, 18 KOs) en los últimos segundos del primer asalto, cuando recibió un poderoso izquierdazo que lo hizo besar la lona y enmudeció a los miles de fanáticos que presenciaban el pleito en las gradas del Goodison Park.

Tras dos minutos de bastante estudio por ambos y pocos intercambios, en la parte final de la fracción inicial Bellew arrecio el ataque y Makabu optó por protegerse con sus guantes recostado sobre las cuerdas. Varios golpes consecutivos del inglés enardecieron al público. Pero el africano salió del momento defensivo y aprovechando que su oponente tenía la guardia baja, colocó el impacto que hizo caer al británico hacia atrás y dar una vuelta en redondo.

Bellew se levantó con la rapidez de un felino y fue hacia una esquina neutral, donde el árbitro Víctor Loughlin le hizo la cuenta reglamentaria, cuyo final coincidió con el sonido de la campana del asalto.

En el segundo round, Makabu salió sin mucha convicción en busca de Bellew. Uno avanzaba ligeramente y el otro se cuidaba de la poderosa mano izquierda que lo había derribado y podía definir el pleito. Así transcurrieron los dos primeros minutos, con escasa acción y una monótona que provocó varios chiflidos de descontento en los graderíos.

Ya en las postrimerías, hubo algunos impactos sin mucha fuerza de Bellew en la anatomía de Makabu, pero sin consecuencias, hasta que nuevamente el sonido metálico marcó el cierre de la fracción.

Más animado regresó “El Junior” Makabu para el tercero y Bellew continuó su táctica de mantenerse en el golpeo de riposta. Recostado sobre las cuerdas y con la guardia cerrada, Bellew pegó dos sólidos impactos, que estremecieron a su rival. De ahí en adelante continuó con una seguidilla al rostro del surafricano que no lograba respiro, ni evitar la lluvia de golpes que provenía de los puños del inglés.

Uno de ellos dejó a Makabu noqueado de pie y cuando el tercer hombre del ring fue a intervenir, el africano cayó de espaldas sobre la lona, sin posibilidad de recuperarse, lo que obligó a Loghlin a solicitar los servicios médicos para que lo atendieran.

El pleito Makabu-Bellew surgió consecuencia de varias lesiones del ruso Grigory Drozd, quien era el “campeón regular” y debía enfrentar a Makabu en forma obligatoria, pero ante la imposibilidad de enfrentar al africano fue declarado “en receso”.

Makabu era considerado favorito para derrotar a Bellew, pues sumaba 18 triunfos consecutivos por la vía rápida, desde su debut en las filas rentadas, en junio de 2008, cuando fue anestesiado en el primer asalto por el también debutante y coterráneo Khayeni Hlungwane, en el Casino Carrusell, de la ciudad surafricana de Hamanskraal.

Para Bellew, de 33 años, fue la séptima victoria consecutiva, desde que sucumbió en noviembre de 2013 por la vía del cloroformo en el sexto round ante el haitiano-canadiense Adonis Stevenson, quien retuvo el cinturón semipesado del CMB.

Después de ese fracaso en el Pepsi Coliseo, de Quebec, Bellew salto a la división de hasta 200 libras, en la que ahora, dos años y medios después, conquistó el título vacante del CMB.

Facebook Comments