Nehomar Cermeño revalida su corona  -Wenzhou.- La buena racha del veterano Nehomar Andrés Cermeño en China continuó la noche del viernes con un contundente nocaut a expensas del tailandés Anurak Thisa, alias Nop Kratingdaenggym, quien falló estrepitosamente en su intento de arrebatar al venezolano el título de campeón supergallo del planeta, uno de los tantos que avala la Asociación Mundial (AMB).

En el Gimnasio de Wenzhou, en esta ciudad costera ubicada en el extremo oriental de la nación más poblada del mundo, el oriundo de la Barcelona de Venezuela lució como en sus mejores tiempos en la primera defensa de su cetro y terminó en el tercer asalto con el sueño de su joven retador, de 25 años, al que, de paso, también le arruinó el récord invicto que exhibía al partir de Bangkok.

Los minutos iniciales de la pelea sirvieron, como de costumbre, para que ambos se estudiasen antes de animarse a intercambiar golpes. El asiático pareció anotarse por cerrado margen el éxito en esa primera ronda, a juzgar por el hecho de que salió a proponer, apoderándose del centro del cuadrilátero y persiguiendo a un Cermeño que, cauteloso, lo contorneaba sin arriesgar demasiado.

En los últimos compases del primer round, ambos aprovecharon para presentar cartas credenciales, aunque fueron más los impactos al aire que los que consiguieron aterrizar en la anatomía del contrario. La escena quedó entonces servida para una segunda fracción mucho más entretenida para el público que se dio cita en la instalación y los millones de televidentes que vieron la reyerta en vivo a través de las cámaras del canal deportivo de la Televisión Central de China (CCTV-5).

Volvió Thisa a asumir el papel de agresor en el segundo episodio, a la caza del púgil criollo y, tal vez, habría convencido al trío de encargados de impartir justicia de que merecía también la victoria parcial en esos tres minutos si no fuera por lo ocurrido justo antes de que sonara el gong. Restando 16 segundos, Nehomar le propinó un contundente recto de derecha al mentón que, por primera vez, obligó al tailandés a dar marcha atrás.

Visiblemente lastimado, el aspirante al cinturón de campeón mundial regular de las 122 libras de la AMB recibió cortesía del puño diestro del defensor del título otro potente gancho que, como unos instantes después se comprobaría, le alertó de que su jornada laboral en el ensogado chino iba a concluir bien temprano de forma infeliz.

Lejos de amilanarse, intentó nuevamente el de Tailandia dictar el ritmo de combate en el tercer asalto y esta vez lo pagó más caro que nunca. Varios ganchos a la cabeza, cuando se cumplía el minuto de apertura de esa fracción, lo forzaron una vez más a recular, mientras el tercer hombre en el ring, el neozelandés Bruce McTavish, observaba atentamente un final que ya parecía inminente.

Valiente y temerario, el tailandés se mantuvo en pie soportando el castigo y lanzando, de forma aislada, algún golpe de los suyos, que no llevaban ni remotamente la potencia de los bombazos del venezolano. Un demoledor gancho de izquierda que se estrelló en su quijada lo mandó de bruces a la lona y, al tiempo que se retorcía de dolor en el encerado, McTavish, con una rodilla apoyada en el encerado, se tomaba el trabajo de hacerle la cuenta protectora.

No hubo necesidad de reanudar el pleito y en camilla abandonó el cuadrilátero Anurak Thisa (17-1, 5 KOs), con el primer descalabro de su carrera como boxeador profesional (KO-3) en la primera oportunidad que salía a pelear fuera de su suelo patrio. En el momento de la detención, dos de los jueces, el panameño Gustavo Padilla y el estadounidense Raúl Caíz hijo, tenían un empate en sus boletas (19-19), entretanto, el japonés Takeshi Shimakawa (20-18) había visto dominar al de Venezuela ambos asaltos.

A punto de cumplir los 37 años, el venidero 17 de noviembre, Nehomar Cermeño (25-5-1, 15 KOs) revalida la corona que se adjudicara el pasado 24 de junio, en el Gimnasio de la Capital, en Beijing, un trono supergallo de la AMB que se encontraba vacante cuando despachó igualmente por la vía del cloroformo al favorito local Qiu “El Dragón” Xiaojun (TKO-12).

Qiu (21-3, 10 KOs) vio acción en Wenzhou en la misma velada y retornó a la senda triunfal con un fácil éxito (TKO-3) a expensas del filipino Robert Udtohan. Precisamente El Dragón Xiaojun se perfila como el posible contrincante inmediato del residente en la ciudad de Panamá desde hace más de una década.

Según fuentes cercanas al chino, su equipo de promoción le ha hecho una oferta al campeón para que regrese en diciembre a coprotagonizar la revancha. Un cheque con un número persuasivo podría convencer a Nehomar de no dar por terminado su tránsito por el almanaque 2016 y escalar al encordado por cuarta vez en un mismo año, algo que no ocurre desde 2007, su cuarto calendario como pugilista asalariado.

Otra buena oferta, esta de parte del británico Scott Quigg, podría tocar en breve a la puerta de Cermeño, quien gobierna en la división de las 122 libras en los ambiguos feudos de la AMB, donde también se erigen como soberanos el cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux (súper) y el mexicano Moisés “Chucky” Flores (interino), ambos invictos y, supuestamente, prestos a medirse y eliminar uno de los muchos cinturones que concede la entidad boxística que dirige el venezolano Gilberto Mendoza.

Quigg (31-1-2, 23 KOs) ya ha mostrado interés en rivalizar con el sudamericano, al que debió enfrentarse anteriormente en un duelo que no llegó a materializarse por problemas con el visado de Nehomar para viajar al Reino Unido. Por travesuras del destino, los dos podrían finalmente cruzar guantes ahora en roles invertidos, pues será el de Gran Manchester el que persiga el título que antes le perteneció.

El inglés tendrá primero que sortear el compromiso que tiene planificado para el próximo 26 de noviembre, en la Arena Manchester, frente a un oponente que está pronto a anunciarse. De salir airoso en su primera reyerta desde que perdiera la etiqueta de imbatido, el último mes de febrero, a manos de su compatriota Carl Frampton, los representantes de Quigg (dígase Eddie Hearn) estarán de seguro buscando en la guía telefónica la extensión para hacer una llamada internacional a Panamá.

Facebook Comments