Canelo Álvarez rechaza al CMB y su cinturón huichol -La imagen del espectacular cinturón especial del CMB, compuesto por 40 mil microchaquiras o cuentas multicolores en un diseño muy vistoso, ha recorrido el mundo a través de las redes sociales y ha sido mostrado como el premio que se le otorgará al ganador del combate del 6 de mayo entre Saúl “Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr.

Pero para uno de los rivales de la velada, no todo lo que brilla es oro. Y la cortesía implícita de aceptar un trofeo tan elaborado y de tanto simbolismo patrio le resulta ajena por motivos más que atendibles.

“Desde un inicio, yo no iba a (disputar) ese cinturón”, afirma Álvarez, dando sus razonas para rechazar el cinturón que llevó más de 300 horas de trabajo y que expresa el arte wixárika de la etnia huichol de México. “Aún haciéndoselo saber al Sr. Sulaimán, que yo no iba a disputar ese cinturón, él por su lado empezó a hacer el cinturón huichol. Y yo en mi mente, pensando, sabía que iba a empezar a decir que yo no quería un cinturón hecho por mexicanos, y es exactamente lo que está pasando en este momento. Fue nuestra decisión (no involucrar al) CMB, cuando todavía no había cinturón ni nada”.

Las razones de Álvarez son múltiples. La presencia del CMB en una pelea en la que no hay un título en juego implicaría que el organismo con sede en México podría recaudar una parte de la enorme bolsa de ambos boxeadores en concepto de honorarios, y Álvarez, quien a pesar de ser considerado campeón linear de peso mediano fue despojado de su faja CMB al supuestamente negarse a realizar una defensa ante Gennady Golovkin, todavía no ha perdonado al organismo por aquella afrenta.

“Nos hicieron ver que dejé vacante el título o que se lo di a Golovkin, porque estábamos metidos en un problema. Estábamos en Miami en la corte, y querían que en 15 días resolviéramos todo, y quisieron hacer ver que yo dejé el título porque le tengo miedo”, afirma Canelo, en referencia al juicio que a la postre terminaría perdiendo ante la promotora de Félix Zabala, y prometiendo extender su escarmiento hacia una eventual pelea con Golovkin.

“Yo a nadie le tengo miedo. Si esa pelea se va a hacer, se va a hacer sin el CMB. Por los otros títulos nada más. Por qué? Porque (Sulaimán) se portó mal. ¿Cómo va a exigirme cuando yo estoy en otro problema, o arreglando un problema, venir a exigirme esas cosas? No se puede”.

Las razones para el rechazo de Canelo no se detienen ahí. El púgil ve en ese cinturón el símbolo de una serie de intereses que le resultan ajenos, y con los cuales el CMB ha especulado desde un inicio sin consultar a los protagonistas de la velada. Es eso, afirma el nativo de Jalisco, y no una ausencia de respeto hacia la cultura huichol lo que motiva su ira.

“Desde los 14 años que conozco a gente huichol en Nayarit,” afima Canelo.”Desde los 14 años que fui a pelear para allá que conozco a gente huichol, y mis respetos para todos ellos. Pero el Sr. Sulaimán se agarró de ahí para hacer ver que no quiero aceptar una artesanía mexicana, y eso es totalmente falso. Por qué? Porque hay muchos intereses detrás de ese cinturón.”

Los intereses tienen que ver, aparentemente, con el logotipo tricolor de “México” en el frente del cinturón, ligado a la promoción de la industria nacional mexicana y por el cual Canelo probablemente asume que hay un interés económico de por medio.

“Hay muchos intereses detrás de ese cinturón. Porque andan exhibiéndolo en internet, exhibiéndolo en hoteles, exhibiéndolo por ahí, porque hay intereses y porque hay una marca detrás del cinturón que pagan por eso. Que realmente tenga un significado huichol, tiene mis respetos para los huicholes”.

Canelo expresó también sus lazos con el pueblo huichol, ligado a su carrera desde sus mismos inicios, y afirmó que ha dado pasos adicionales para dejar en claro sus sentimientos hacia ese grupo étnico.

“Como yo sabía que iba a pasar eso, parte de mi atuendo para la pelea es huichol. Y respeto de verdad a la gente que trabaja y hace todo eso, la respeto. No es que le falte el respeto al pueblo huichol, es solo que no quiero nada con el CMB. Un campeón mundial que tenemos en el gimnasio, el “Tecuala” José Argumedo, es huichol. Entonces no pueden decir que no quiero un cinturón huichol. Y hasta va a venir gente huichol a entregarme parte del atuendo para la pelea.”

Aún ante lo lapidario de sus declaraciones, Canelo se niega a desestimar la idea de que algún día vaya a vestir el legendario cinturón verde y oro nuevamente. Pero esa ocasión no será el 6 de mayo.

“Por el momento ahorita no”, afirma. “No sé más adelante. Pero uno no puede decir ‘nunca’”.

Video de las declaraciones del “Canelo”:

Facebook Comments