¿Qué podemos esperar del Canelo-Golovkin II? -Junto a la euforia del mundillo del boxeo por la confirmación del segundo pleito entre el mexicano Saúl Alvarez y el kazajo Gennadi Golovkin, y el estruendo de los tambores de la guerra en ambos campamentos, comenzaron las especulaciones sobre el posible ganador del duelo, señalado para el 5 de mayo, en una sede pendiente de definir.

Aunque el acuerdo, que se venía negociando desde muchas semanas antes, era esperado desde fines de diciembre, cuando las partes señalaron que “solo faltan pocos detalles”, ahora los promotores Oscar De La Hoya (Golden Boy Promotions), en representación de Alvarez, y Tom Loeffler (K2 Promotions), que guía la carrera de Golovkin., confirmaron el pacto, momentos antes del triunfo unánime del venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares ante el fogoso filipino zurdo Mercito Gesta, el 27 de enero, en el Forum, de Inglewood, California.

“Canelo” Alvarez (49-1-2, 34 KOs) fue el primero en encender las redes sociales al vaticinar un desenlace favorable por la vía del sueño: “Esta vez, Golovkin no tendrá excusas con respecto a los jueces porque voy a noquearlo”, señaló en un comunicado. “Esta segunda pelea es para el beneficio y el placer de todos los fanáticos, que desean ver la mejor pelea de la mejor manera”.

El señalamiento de “Triple G” Golovkin (37-0-1, 33 KOs) a los oficiales actuantes se basa en una injustificada votación de la estadounidense Adalaide Byrd, que se inclinó por el azteca 118-110, lo que significa que vio ganar a !10! asaltos a Alvarez y sólo dos al europeo, el 16 de septiembre del pasado año, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Ciertamente, Golovkin, sus allegados y partidarios, han reiterado hasta el cansancio que el fallo arbitral estuvo alejado de lo acontecido sobre el cuadrilátero, pues incluso Don Trella entregó boleta de 114 para cada contendiente, mientras Dave Moretti (115-113) fue el único que dio ganador al nacido en Karaganda y radicado en Santa Mónica, California.

“No estuve de acuerdo con algunas decisiones de los jueces en la primera pelea”, reiteró Golovkin tras confirmarse el pleito para el 5 de mayo. “Esta vez no habrá dudas, saldré del ring como el campeón mediano del mundo”.

Esa noche estarán en juego nuevamente los cinturones del Consejo Mundial (Consejo Mundial), Asociación Mundial (AMB) y Federación Internacional (FIB), en la división mediana, que ostenta Golovkin, quien habrá cumplido 36 años, casi un mes antes, el 8 de abril.

Más allá de las opiniones vertidas por cada uno de los contendientes, vale recordar que en el primer enfrentamiento Canelo utilizó un plan de pelea que le rindió frutos: desplazarse constantemente por todo el cuadrilátero, evitar los intercambios en la corta distancia y pegar de riposta, aprovechando los descuidos defensivos de Golovkin.

Sin dudas, la estrategia prevista por el entrenador “Chepo” Reinoso dio resultado. Golovkin se vio ansioso por conectar en la anatomía de su oponente, descoordinado en los ataques e impreciso en el golpeo, lo que aprovechó en muchas ocasiones el astro de Guadalajara para marcar puntos. Tan sorprendido en los inicios como su pupilo, nada funcionó en los ajustes que el afamado técnico Abel Sánchez intentó efectuar, porque la mente del kazajo no estaba preparada para esa improvisación.

Y en relación con la forma esquiva del pelirrojo mexicano (que Canelo denomina “estilo correlón”), vale hacer una acotación. Eric Gómez, presidente de Golden Boy Promotions, descartó que estuvieran interesados en enfrentar a Canelo con el británico Billy Joe Saunders, monarca de la Organización Mundial (OMB) en las 160 libras, porque “Saunders es un buen boxeador, pero es tanto lo que corre, no se presta para pelear, se pone a correr, es un estilo muy enrevesado, similar al que tiene (el zurdo cubano) Erislandy Lara (monarca mundial súperwelter de la Asociación Mundial ), derrotado por controvertida decisión dividida en julio de 2014.

Aunque Canelo ocupa la cima de la clasificación de la OMB y en consecuencia ha sido señalado por esa organización como “retador obligatorio”, la subestimación hacia el invicto “SuperB” Saunders (25-0-0, 12 KOs) es fácil de comprender si se observan las ganancias que generó la anterior reyerta de Canelo y Golovkin, pues solo en taquillas la cifra superó los $ 27 millones – la tercera más alta en la historia – y de $ 1,3 millones por concepto del pago por ver (PPV). Pocos dudan que esos dígitos serán superados por las crecientes expectativas que ya ha creado el segundo pleito.

Al margen del supuesto nocaut que Canelo vaticina, en el plano boxístico no debe ocurrir ningún cambio de planes en la táctica utilizada por “Chepo” Reynoso en septiembre pasado, pues dio los frutos esperados. Los ajustes imprescindibles correrán a cargo de Abel Sánchez, quien seguramente ha analizado en innumerables ocasiones el video de la pelea precedente, en aras de encontrar la fórmula efectiva que permita neutralizar los desplazamientos hacia atrás y los laterales del mexicano por el ring.

Como en el primer choque, es “carta marcada” que Canelo peleará de riposta, evitando las arremetidas y la metralla de los poderosos puños de Triple G. Si a diferencia de la versión pasada, la tónica predominante son los intercambios violentos, cualquiera de los dos puede terminar en la lona. Y no necesariamente sería el mexicano, quien igualmente posee una pegada demoledora.

Las especulaciones ya están en marcha. ¿Qué podemos esperar del Canelo-Golovkin II? Muchos intercambios de palabras desde ahora hasta mayo, abundante y sostenida propaganda previa, dinero a manos llenas para todos los involucrados y un desenlace sin “happy end” a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las telenovelas. ¿El ganador? Me inclino por la victoria de Golovkin entre el octavo y noveno asaltos.

SI DESEA COMENTAR SOBRE ESTA PIEZA EN NUESTRO FORO CLIQ AQUI.

Facebook Comments