José Pedraza ataca y Vasyl Lomachenko riposta en hostilidades verbales -Desde tiempos inmemoriales, la charlatanería, ese defecto ostentoso de cualidades o posesión de virtudes, se ha apoderado del boxeo como la mala hierba. Lamentablemente, muchos púgiles lo utilizan para promover sus combates y, peor aún, el público cae en las redes del embaucador. Resultado: el charlatán anuncia y VENDE su “producto”.

El tema viene a colación -sin que sea una réplica exacta del párrafo anterior- con el combate que sostendrán el ucraniano Vasyl Lomachenko, súpercampeón mundial ligero de la Asociación Mundial (AMB) y el puertorriqueño José Pedraza, monarca de la Organización Mundial (OMB), en duelo señalado el 8 de diciembre, en el Teatro Hulu, del legendario Madison Square Garden, de Nueva York.

A poco más de un mes para el combate de unificación entre los dos monarcas del orbe, ya comenzaron las estocadas verbales de parte del boricua, lo que ha provocado las obligadas respuestas del europeo, similar a un pleito de ataque y riposta. En consecuencia, el ambiente comienza a calentarse en uno y otro campamento y también en las redes sociales.

“Técnicamente hablando, Lomachenko nunca enfrentó a un rival como yo”, aseguró hace pocas horas Pedraza, quien tendrá la oportunidad de demostrarlo en la emblemática instalación, cuando cruce guantes con el considerado por muchos expertos como el mejor libra por libra de la actualidad. “Los fanáticos esa noche verán a un José Pedraza más inteligente y enfocado que en peleas anteriores”.
Oriundo del municipio de Caguas, en el este de la isla, Pedraza, de 29 años, se alzó con el cinturón de las 135 libras, al doblegar unánime al mexicano Raymundo “Sugar” Beltrán, el 25 de agosto pasado, en la Gila River Arena, de Glendale, Arizona. Dos de los oficiales votaron 117-110 y el otro 115-112. Beltrán, quien hacía la primera defensa del cetro, sufrió una caída en el undécimo.

Después de par de semanas de entrenamiento en Puerto Rico, “El Francotirador” Pedraza (25-1-0, 12 KOs) se trasladó a Las Vegas, donde realiza la segunda parte de la preparación para el trascendental pleito ante “Hi-Tech” Lomachenko (11-1-0, 9 KOs), quien suma ocho nocauts consecutivos, el más reciente en el décimo asalto ante el venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares, en mayo pasado, también en la llamada Meca del Boxeo.
Pedraza, de 30 años y zurdo como Lomachenko, repite en cada declaración ante los medios que posee las herramientas y el estilo ideal para vencer a Lomachenko, una opinión que, según su criterio, también respaldan muchos conocedores de este deporte. “No lo digo solo yo, también lo señalan otros famosos y expertos de boxeo”, afirma con énfasis, aunque no menciona los nombres de los famosos.

El púgil de la Isla del Encanto reconoció que Jorge Linares (noqueado en el décimo por Lomachenko en mayo pasado) “es un excelente boxeador, físicamente fuerte y con buena estrategia, pero en término de estrategia y boxeo (Lomachenko) tendrá su mayor prueba desde que está en las filas profesionales”.
La única derrota de Pedraza se la infligió el prometedor zurdo estadounidense Gervonta “El Tanque” Davis, el 14 de enero del pasado año, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el árbitro estadounidense Ricky González se vio obligado a concluir las acciones a los 2:36 minutos de la séptima ronda.
Para Pedraza el venidero duelo se convierte en la tercera exposición de la corona súperpluma (130 libras) de la FIB, que conquistó dos años antes cuando permanecía vacante, al doblegar por fallo judicial al ruso Andrey Klimov, en la Bartow Arena, de Birmingham.

En su análisis sobre Lomachenko, Pedraza precisó que Gary Rusell Jr. no utilizó su técnica, ni tampoco sus movimientos hacia los laterales para evitar los impactos del ucraniano, quien se impuso por decisión mayoritaria en junio de 2014, en el StubHub Center, de Carson, California. Con la victoria, Lomachenko obtuvo su primer título del orbe, el correspondiente a la divisón pluma, de la OMB, que entonces estaba sin dueño.
Pero de allá a la fecha, Lomachenko ha tenido un ascenso constante como boxeador. Y una de las pruebas más convincentes la ofreció ante “El Niño de Oro” Linares, precisamente en el Madison Square Garden, donde tendrá su tercer pleito consecutivo ante el público de la Gran Manzana.
Doble campeón olímpico y triple en las filas rentadas (pluma, súperpluma y ligero), Lomachenko exhibe seis triunfos consecutivos por la vía del cloroformo, en todos exhibiendo buena técnica, rapidez y un alto volumen de golpes, que han aniquilado la resistencia de sus adversarios.

“No se le puede dejar entrar con su boxeo lindo y que abrume con la presión”, expresó Pedraza con rostro de profesor de escuela. “Aunque tira muchos golpes, son sin poder y cuando se da cuenta que tiene al rival abrumado, es el momento que utiliza para lanzar los golpes fuertes”.
Aunque sufrió una lesión en su hombro derecho, que le obligó a guardar un largo reposo, Lomachenko ha asegurado que ya se encuentra completamente restablecido y listo para adueñarse del cinturón de la OMB, en poder de Pedraza.

Al conocer las declaraciones de Pedraza, Lomachenko sonrió y dijo: “Realmente cree eso. Unificar títulos siempre ha sido mi objetivo y el combate ante Pedraza será otro paso para convertirme en campeón indiscutible de la división. Después de esta pelea será más fácil conquistar las otras fajas”.
Durante su corta, pero brillante trayectoria, Lomachenko, de 30 años, empató el récord de menos combates (3) para alcanzar un título mundial. También estableció dos primacías absolutas mundiales, al ganar dos coronas en divisiones diferentes con solo siete pleitos y la otra en tres categorías, con 12 ascensos al cuadrilátero.

En cuanto al rotundo respaldo que espera Pedraza de la comunidad puertorriqueña en la Gran Manzana, Lomachenko expresó que también muchos ucranianos estarán en el Madison Square Garden como ocurrió cuando noqueó a Román “Rocky” Martinez, en 2016, cuando había tantas banderas de Ucrania como de Puerto Rico.
Luis Espada, el entrenador de Pedraza, le ha puesto la guinda al pastel: “Para esta pelea frente a Lomachenko necesitamos que José utilice su velocidad y explosividad”, aseguró al sitio BoxingScene.com. “Mi pupilo es hábil e inteligente, pero no será nada fácil. Necesita una estrategia impecable si desea tener éxito”.

Ciertamente, Pedraza necesita más que palabras para derrotar al astro ucraniano, éste en el mejor momento de su carrera profesional y un verdadero torbellino sobre el cuadrilátero. ¿Quién ganará? En mi criterio, Lomachenko es amplio favorito para imponerse por la vía del cloroformo. Lo demás son simples comentarios promocionales.

Facebook Comments