El Alacrán Berchelt y Mickey Román, dos tocayos que se repelen -Más allá que está en juego la corona mundial de las 130 libras, el duelo entre el campeón Miguel Berchelt y el también mexicano Miguel Román, tiene ingredientes especiales por la aversión que siente uno por el otro.

Para “El Alacrán” Berchelt (34-1-0, 30 KOs), reconocido por la fuerza de sus puños desde que debutó en las filas rentadas, las declaraciones del veterano “Mickey” Román (60-12-0, 47 KOs) lo han impulsado a entrenar con mayor ahínco para propinarle una lección a su coterráneo que no olvide en lo que le resta de carrera.

“Nunca había sentido tantos deseos de lastimar a un oponente”, dijo Berchelt a varios medios desde Sonora, donde finalizó la preparación de cara al compromiso, previsto el 3 de noviembre, en el Don Haskins Center Stadium, de El Paso, Texas. “No solo está en juego el cinturón, también el orgullo y por eso voy a castigar a Román”.

Berchelt, de 26 años y nacido en Mérida, pero asentado en Cancún, viene de anestesiar en el tercer asalto al argentino Jonathan “Yoni” Barros, el 23 de junio, en Mérida, Yucatán, donde el local hizo la tercera defensa del cinturón súperpluma del Consejo Mundial (CMB), que obtuvo un año antes también antes del límite ante el monarca Francisco “El Bandido” Vargas, en Indio, California, donde el árbitro Raúl Caíz Jr. detuvo las acciones en el undécimo asalto, debido a las heridas de Vargas.

Ribetes dramáticos tuvo la pelea Berchelt-Vargas, pues este último terminó con el rostro ensangrentado por un corte en la nariz en el tercero, otro en el ojo derecho en el cuarto, ambos por impactos de Berchelt, así como otra herida en el ceja izquierda por un cabezazo accidental. Al analizar las tarjetas, dos se inclinaban por Berchelt 96-94 y la otra mostraba empate a 95, por lo que fue decretado el KO, de acuerdo con las reglas del estado de California.

“Tengo la juventud y la fortaleza, y, además ahora soy mejor boxeador”, añadió Berchelt, horas antes de viajar con su comitiva hacia El Paso. “Ahora puedo boxear e intercambiar, como demostré ante ´Bandido´ e igualmente ante (Takashi) Miura”, al que derrotó unánime en 2017.

El único fracaso de Berchelt se lo infligió el colombiano Luis Eduardo Flores, en marzo de 2014, cuando el mexicano exhibía 21 triunfos sucesivos, 19 por la vía del sueño. En un inesperado resultado, Flores aniquiló a Berchelt al minuto y medio del asalto inicial, momento en que el árbitro Miguel A. Canull concluyó el combate.

Seis años mayor que su oponente, Román, de 32, no ha sido menos agresivo al referirse al pleito y en particular a Berchelt. “Estoy muy motivado por tener esta oportunidad de coronarme campeón”, aseguró el nacido en Ciudad Juárez, Chihuahua, que se encuentra cerca de la sede de la pelea. “Voy a buscar el nocaut porque con el triunfo alcanzaré la cima de mi carrera, después de intentar en otras dos ocasiones luchar por un título mundial”.

En marzo de 2011, Román cayó unánime frente al local Barros, en la ciudad argentina de Junín, donde disputaron el cinturón pluma de la Asociación Mundial (AMB). Y también sucumbió, pero por nocaut en el quinto round ante el mexicano Antonio “Tony” DeMarco, en los Mochís, el 12 de marzo de 2012, cuando buscaba la faja ligera del Consejo Mundial (CMB).

Para Román llegar a la discusión del título ante Berchelt tuvo que doblegar al experimentado mexicano Orlando “Siri” Salido, en diciembre último, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas. Berchelt le propinó una paliza a Salido, quien fue a la lona en el 4to, 8vo y 9no episodios.

“Llevo dos años trabajando con Rudy (Hernández ) como entrenador y estamos convencidos que todos los esfuerzos se traducirán en que conquistaré el cinturón verde y oro del Consejo Mundial”, afirmó Román con una sonrisa en su rostro. “Hicimos un gran trabajo físico, también en la parte técnica y táctica, y se hizo énfasis en que tuviera la comida adecuada”.

La carrera en el boxeo de paga de Román comenzó hace 15 años, cuando se impuso por nocaut en la cuarta ronda a Miguel Caddie, en su natal Ciudad Juárez. Tan frustrante fue el resultado para Caddie que no volvió nunca más a escalar un ring de boxeo.

El 23 de junio pasado, Román acabó en solo dos asaltos su más reciente reyerta ante su connacional Michel Marcano, en la ciudad natal de ambos. Para el ganador fue la primera defensa del título FECARBOX en la división de 130 libras.

Facebook Comments