El “principal motivo” de Tony Bellew para enfrentar al campeón Usyk -Tony Bellew es un “rara avis” en el mundillo del boxeo. La afirmación puede parecer exagerada, pero “El Bombardero” de Liverpool niega con vehemencia que haya aceptado el reto del múltiple campeón mundial ucraniano Oleksandr Usyk por una urgente situación económica.
Porque hasta el invicto millonario estadounidense Floyd Mayweather Jr. ha salido repetidamente del ¿retiro? ante la necesidad de darle oxígeno a su fortuna personal, la que dilapida a diario en costosas joyas, autos y mansiones, entre infinidad de gustos y excentricidades.

Después de par de shows ante el filipino Manny “PacMan” Pacquiao y y el irlandés Connor McGregor, con ganancias estratosféricas, “Money” Mayweather volvió a salir del ostracismo competitivo hace pocas horas, al anunciar que enfrentará al japonés Tenshin Nasakawa, un “fenómeno” del kickboxing, el 31 de diciembre en la Tierra del Sol Naciente. Y aunque no se ha revelado detalles del contrato, es obvio que el cheque personal del nacido en Gran Rapids, Michigan, tendrá seis cifras y otros muchos incentivos, además de un riesgo mínimo que ponga en peligro su imbatida trayectoria profesional. Sencillo: negocio y entretenimiento que los nipones están dispuestos a pagar para despedir el año.
Pero regresemos al pleito Bellew (30-2-1, 20 KOs) y el invicto Usyk (15-0-0, 11 KOs). El británico repite hasta el cansancio que su único interés al chocar contra el mejor boxeador de la división crucero es arrebatarle las cuatro fajas que ostenta, correspondientes al Consejo Mundial (CMB), la Federación Internacional (FIB), la Organización Mundial (OMB) y la de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en combate señalado el 10 de noviembre, en la Manchester Arena, de Lancashire, Inglaterra.

BELLEW VS DAVID HAYE EN LOS PESOS COMPLETOS
Después que ganó la corona vacante del CMB en la división crucero por nocaut en el tercer asalto frente al zurdo congolés Ilunga “Junior” Makabu, el 29 de mayo de 2016, en Liverpool, Bellew saltó a los pesos completos para vérselas con el ex monarca del orbe en la categoría máxima, su coterráneo David “Hayemaker” Haye, en la 02 Arena de Greenwich, en la capital londinense.
Para incrementar el morbo, la pelea estuvo precedida de una inesperada trifulca durante la primera rueda de prensa, efectuada en noviembre, cuando Haye en el cara a cara lanzó un gancho de izquierda a Bellew que obligó a tomar cartas en el asunto a los representantes de ambos bandos para que el encuentro no se convirtiera en una guerra anticipada.
Cuatro meses más tarde de la presentación ante los medios, el 4 de marzo de 2017, Bellew y Haye chocaron sobre el ring. Los primeros compases resultaron monótonos por momentos, aunque el duelo tomó un giro inesperado en el sexto asalto, al sufrir Haye una rotura en el tendón de Aquiles. No obstante, rechazó los consejos de su esquina y continuó en la reyerta. Imposibilitado de desplazarse, Haye besó la lona en ese mismo episodio y nuevamente en el undécimo, cuando logró levantarse pero su entrenador Shane McGuigan lanzó la toalla, lo que obligó al árbitro Phil Edwards a decretar el fin de las acciones, faltando 34 segundos de esa fracción. De ahí que Bellew expresara haber sentido una alegría adicional con el nocaut en el primer compromiso entre ambos.
Desde el punto de vista financiero, Haye se embolsó 4,2 millones de euros, en tanto a Bellew le correspondieron los otros 2,8 millones del total, pues en el acuerdo contractual habían aceptado una repartición de 60-40 en las ganancias.

DE NUEVO BELLEW VS HAYE
Aunque Haye solicitó desde el principio la revancha, argumentando que el fracaso se debió a la lesión en su pie, lo cierto es que HBO vio con buenos ojos un segundo enfrentamiento, dado que el combate había generado 890 mil compras en el denominado Pago Por Ver (PPV). Ya recuperados de sus lesiones -Bellew había sufrido una fractura en su mano derecha-, ambos volvieron a cruzar guantes un año y dos meses más tarde, nuevamente en la misma instalación que acogió el primer compromiso.
Bellew no dejó margen a dudas en la segunda pelea. Derribó a Haye en el 2do, 3ro y 5to asaltos, que llevó al réferi Howard John Foster a parar el desigual enfrentamiento, transcurridos 2:14 minutos del quinto rollo. Y tal como había declarado anteriormente, Bellew expresó a la prensa británica que colgaba los guantes definitivamente.

“MI MOTIVACION NO ES EL DINERO”: BELLEW
“Sí, estaba retirado, pero este tipo (Usyk) me retó públicamente y no es por dinero que regreso al cuadrilátero”, expresó Bellew hace algunos días al explicar la causa por la que vuelve al mundo del boxeo. Tenía una vida tranquila junto a mi familia y de pronto escucho que Usyk mencionó mi nombre. Otros me emplazaron a pelear, pero ahora lo hizo un campeón que tiene cuatro coronas y eso me motivó. No tengo necesidad económica. He ganado lo suficiente, lo he utilizado correctamente y podría vivir el resto de mi vida con ese dinero”.
Bellew expresó que la pelea contra Usyk debe ser la respuesta definitiva para abandonar el deporte. Incluso, dejó entrever que si derrota al ucraniano por la vía del cuadrilátero, quizás extienda su carrera en el boxeo. “Si salgo y le doy una paliza, sería un desastre para mí, porque eso significaría que existen razones para continuar”.

USYK PARTE COMO FAVORITO
Campeón olímpico en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y considerado el mejor de las 200 libras en la actualidad, el zurdo Usyk, de 31 años, parte como favorito para vencer a Bellew por cualquier vía. En su más reciente compromiso, Usyk se impuso unánime al ruso Murat “Iron” Gassiev, en la final de la Súper Serie Mundial (WBSS), efectuada el 21 de julio, en el estadio olímpico de Moscú.
Dos de los jueces, Philippe Verbeke y Mauro Di Fiore votaron 119-109, mientras Robin Taylor entregó boleta de 120-108, una muestra del dominio ejercido por Usyk sobre el entonces invicto Gassiev, quien no estuvo a la altura de sus combates previos y cedió las fajas de la FIB y la de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB).

Facebook Comments